Criptomonedas

16 cosas que debes saber sobre las criptomonedas

Cosas que no sabías de las criptomonedas

La llegada de las criptomonedas y la tecnología blockchain a nuestras vidas puede ser más disruptivo de lo que pensamos y de lo que veremos en toda nuestra vida. Tanto las monedas como la tecnología que las hacen posible pueden alterar la forma en la que invertimos, pagamos por bienes y servicios y transferimos dinero a otras personas.

Es por esta razón que muchas personas buscan las criptomonedas para invertir, cambiando su dinero fiat por tokens que el día de mañana puedan valer mucho más. Sin embargo, es necesario conocer algunos detalles antes de saltar a comprar como si no hubiera un mañana, y es que no todo es tan sencillo como parece.

Los 16 aspectos que veremos aquí están ordenados de mayor importancia a menos, pero aun así, es importante que los leas todos si realmente estas interesado en este tema.

#1 Las monedas digitales son extremadamente volátiles

Lo primero que debemos entender, antes de comprar y quedarnos pegados al ordenador viendo la gráfica de precios, es que son muy volátiles. Esto implica que el valor puede cambiar enormemente de un día a otro, inclusive en cuestión de segundos. La razón de esto es que aún estamos antes una moneda muy joven, que no tiene la estabilidad del dólar o el euro, y por esta razón ante cualquier evento puede aumentar o disminuir su precio de forma brusca.

Por ejemplo, en 2017 el precio del Bitcoin comenzó cotizando por debajo de $1.000 y al finalizar el año había alcanzó los $20.000, eso es un 2.000% de crecimiento. Por otro lado, este 2018, la principal criptomoneda cayó hasta cerca de la zona de $3.000. Si no tienes estómago para estos vaivenes en el mercado, mejor mantenerse alejado.

#2 No cuentan con respaldo

Este aspecto se puede tomar tanto positivo como negativo, todo depende de la visión de la persona. A diferencia del dólar o la moneda que usen en tu país, el Bitcoin y una gran cantidad de criptomonedas no están respaldadas por nada ni nadie, ni bancos centrales ni gobiernos.

Esto es negativo para algunas personas que piensan que el mercado de esta forma puede ser víctima de manipulaciones. Pero en mi opinión es un aspecto muy positivo, ya que al no tener un gobierno que emita moneda a su antojo, no vemos todas los problemas que eso conlleva, como la inflación.

Además, las criptomonedas son intangibles, esto hace prácticamente imposible valuarlas. Por un lado tenemos el precio, que es lo que las personas están dispuestas a pagar comprarlas o aceptar para venderlas, pero no hay un valor inherente a ellas. Por ejemplo, una acción de una empresa tiene un cierto valor con respecto a las ganancias que la misma produce, además es una participación de esta, lo que implica que haya ciertos activos físicos vinculados a la acción.

#3 Existen más de 2.000 criptomonedas

Lo que la gente piensa cuando se nombra a las criptomonedas es en el Bitcoin, es la más popular y la que suelen cubrir casi todos los medios generalistas, pero no es la única. Bitcoin goza de ese status por ser la primera en el mercado y por incrementar su precio enormemente desde que se creó. Es la responsable de más de 50% de toda la capitalización del mercado.

Sin embargo, esta es solo una de las muchas que existen para comprar. Podemos encontrar más de 2.000 listadas en sitios como CoinMarketCap, y este número se incrementa todo el tiempo. Este aspecto es importante, ya que muchas de ellas hasta compiten por los mismos objetivos que persigue Bitcoin.

#4 Blockchain es lo que importa

El valor no se encuentra en las monedas que las personas suelen comprar y vender todos los días, sino en la tecnología que las hace posible y que se llama blockchain o cadena de bloques.

La tecnología blockchain es la red que permite que enviemos y recibamos criptomonedas. Es un libro contable digital que se encuentra distribuido en ordenadores por todo el mundo, lo cual le confiere a la red la propiedad de ser distribuida. Esta permite registrar las transacciones de forma segura, pero a su vez otro tipo de información que puede ser útil para distintas industrias (aplicaciones blockchain).

#5 Los mineros son importantes

No todos los blockchains funcionan igual, esto se debe al algoritmo de consenso el cual permite determinar qué transacciones son válidas y cuáles no. Existen una gran variedad de estos, pero los más utilizados son el de Prueba de Trabajo y el de Prueba de Participación. El primero es el que utiliza Bitcoin, y permite que las personan minen utilizando su ordenador o hardware específico.

Estas personas son las que se conocen como mineros, y cumple un rol fundamental a la hora de dar vida a la cadena de bloques. Estos permiten la validación de bloques que contienen transacciones de usuarios y que son añadidas al resto (¿qué es la minería de Bitcoin?).

La minería requiere de hardware de ordenadores muy potentes para la tarea, que resuelven complejos problemas matemáticos en un ambiente competitivo. Los mineros son recompensados con monedas, como por ejemplo BTC, por cada bloque que consiguen validar. El problema es que solo puede haber uno por vez, haciendo que el primero que lo resuelva obtenga las criptos.

La minería como tal consume una gran cantidad de energía eléctrica para mantener operativa a la cadena de bloques, además de otros recursos. Es por esto que se generan nuevas industrias que proveen de todo lo necesario para que los mineros puedan realizar la tarea de forma eficiente y permitir que funcionen las criptomonedas.

#6 El corazón de las criptomonedas es la descentralización

Un aspecto que hace al blockchain tan interesante es la idea de que en realidad es una tecnología descentralizada. Esto implica que no existe un único punto de falla en donde la información esté guardada, y no hay un servidor central que pueda ser atacado por criminales para tomar control de la red.

En lugar de utilizar un único servidor como ocurre con la mayoría de los sitios web, blockchain se sostiene por un grupo de ellos, una red descentralizada de ordenadores que almacenan y facilitan la información a nivel global. Aquí radica el porqué de muchas empresas (¿qué es hyperledger?) posaran sus ojos encima de la tecnología para implementaciones particulares.

#7 Blockchain tiene otros beneficios

Además de la descentralización de la que ya hablamos, blockchain posee otras ventajas. Los mineros trabajan las 24 horas del día para verificar las transacciones, lo que implica que el servicio esta disponible todo el tiempo, a diferencia de los bancos por ejemplo. Estos cierran durante el fin de semana y solo funcionan durante ciertas horas, además, suelen mantener los fondos de los clientes por algunos días cuanto menos.

Otro beneficio es que, al no existir intermediarios como los bancos o instituciones financieras, las comisiones de las transacciones suelen ser mucho más baratas.

Por otro lado, el blockchain ofrece a sus usuarios una gran transparencia y control de sus fondos. En lugar de permitir que terceras partes manejen el futuro de las criptomonedas, es el usuario y la comunidad que vota y decide cual es la dirección que debe tomar la red.

#8 El blockchain no es perfecto

A pesar de que hasta ahora todo parece perfecto, la realidad es que las plataformas de tipo blockchain cuentan con algunas limitaciones. Un ejemplo de esto es que la mayoría de las tecnologías continúan siendo desarrolladas, provocando que no tengamos una gran variedad de productos allí afuera listos para ser usado por un público masivo.

Problemas como la escalabilidad afectan enormemente la experiencia de usuario, haciendo que las transacciones sean lentas y costosas. Esto es crítico para la mayoría de usuarios, en especial aquellos que basan su negocio alrededor de estas.

#9 La tecnología blockchain esta siendo probada por muchas empresas

Todavía tiene un camino muy largo que recorrer antes de volverse una tecnología que todo el mundo utilice de forma diaria. Aun incluso cuando los desarrolladores consigan alcanzar las metas para el proyecto, muchos especulan que su impacto podría ser exagerado.

Pero como todo en la vida, las cosas no pueden llevarse al extremo. Si bien no va a crear una sociedad completamente nueva, si hay grandes cambios que mejorarán nuestras vidas radicalmente. Por eso es que grandes empresas están comenzando a hacer pruebas relacionadas con ella para obtener una mayor eficiencia en sus operaciones. Alguna de las cuales se han asociación con pequeños emprendimientos.

Un ejemplo de esto son las 200 organizaciones que han firmado una alianza con Ethereum para probar el blockchain. Grandes marcas alrededor del mundo se han unido a la iniciativa, donde podemos ver nombres como Microsoft o MasterCard. Ripple e IOTA también cuentan con grandes asociaciones para que sus proyectos florezcan.

#10 Las barreras de entradas son relativamente bajas

Algo que la gente deja de lado cuando analiza los proyectos a la hora de invertir en ellos es que para las compañías el utilizar blockchain no requiere un gran esfuerzo, es decir que las barreras de entradas a esta industria son bajas. La cantidad de recursos, ya sea tiempo o dinero, y el conocimiento necesario para lanzar una criptomoneda o aplicaciones descentralizadas es cada día más bajo. Por esta razón es que hemos visto una explosión en la cantidad de ICO que han surgido en el último tiempo.

Esto tiene grandes implicancias para las criptomonedas más importantes como Bitcoin o Ethereum, debido a que pueden surgir competidores que hagan las cosas mejores. Esto pone en jaque la supremacía de la que hasta ahora gozan, haciendo que la inversión en ellas pueda ser riesgosa.

#11 Los inversores minoristas se han mantenido cautelosos hasta el momento

Las personas suelen invertir en acciones o bonos debido a que son instrumentos sobre los cuales se puede estimar el valor del activo subyacente. En cambio, con las criptomonedas, la falta de métricas y la abundancia de factores intangibles hacen de su compra prácticamente una especulación. Esto ha mantenido a muchos inversores alejados los primeros años.

Las regulaciones suelen ser una de las razones por las cuales también las personas suelen dudas a la hora de entrar al mercado, pero esto puede cambiar a medida que estos aspectos evolucionan en distintas partes del mundo. El último año hemos visto un gran cambio en este punto, con miles de inversores saltando al mercado sin conocer los por menores. Esto deriva a toma decisiones emocionales, inversiones a corto plazo y grandes pérdidas.

Por suerte, cada vez hay más medios especializados en este sector que combaten contra la desinformación y ayudan a las personas a tomar mejores decisiones.

#12 No todo el mundo cree en las criptomonedas

Esto seguramente ya lo sabrás, que no todo el mundo esta a favor de las criptomonedas, o al menos no consideran que sean tan importantes como muchos de nosotros pensamos. Warren Buffett es uno de ellos, diciendo en 2014, durante una entrevista con la CNBC, que Bitcoin era solamente un espejismo y una burbuja que pronto colapsaría.

Hay muchos más que siguieron esta línea y levantaron su voz en contra del Bitcoin. Uno de ellos es Jamie Dimon, el actual CEO de J.P. Morgan, quien describió a la misma como un fraude y que era peor que la burbuja de los tulipanes. Además agregó que la inversión en la cripto no terminará bien para las personas e instituciones financieras.

#13 Algunos países las han prohibido

A pesar de que muchas personas han confiado en ellas invirtiendo su dinero, todavía es necesario que los gobierno las acepten. Muchos de estos las ven con desconfianza por la propia naturaleza de las mismas, debido a lo poco regulables que son y la descentralización que se presentan como una amenaza para los estados. Esto ha llevado a que algunos políticos prohibieran su utilización con la excusa de que buscan proteger la seguridad de las personas.

Entre los países que han tomado esta postura encontramos a Bolivia, Bangladesh, Nepal, Marruecos, Ecuador y China. Seguramente este número acabe aumentando con el correr del tiempo, pero también existe una corriente por integrarlas a sus economías, abriendo las puertas a distintos proyectos que trabajan con ellas.

#14 Los inversores sobreestiman la adopción de una nueva tecnología

Otra cosa que es importante mencionar es que los inversores minorista suelen ser demasiados optimistas acerca de la adopción de las criptomonedas, especialmente cuando son nuevos en el mercado. Esto lo podemos ver por ejemplo en los últimos tiempos con otras industrias como la de internet, las impresoras 3D y la decodificación del genoma.

Para estas compañías no es difícil atraer la atención de los inversores, lo cual deriva finalmente en una burbuja. No implica que vayan a fallar desde un punto de vista comercial, pero sí que les será difícil cumplir con las expectativas que han creado los inversores.

El mercado de criptomonedas creció enormemente en 2017 y posteriormente cayó cuando no fue capaz de entregar a los inversores la tasa de crecimiento que ya habían descontado. Esto no implica que las criptomonedas vayan a desaparecer, solo que deben ajustarse las expectativas que tengan sobre ellas.

#15 La mayoría de las personas todavía no saben lo que son las criptomonedas

Es fácil encontrar en nuestro circulo más intimo personas que saben acerca de la tecnología, al final acabamos por juntarnos con personas con gustos similares. Sin embargo, la realidad es que la gran mayoría no sabe mucho acerca de ellas.

Una encuesta realizada en 2017 por LendEDU, encontró que el 80% de los estudiantes en Estados Unidos no sabían que era Bitcoin. Otra encuesta arrojó los datos de que solo el 30% de las personas sabe acerca de Ethereum, que es la segunda criptomoneda más importante según la capitalización de mercado. Por último, un 74% de personas nunca han escuchado hablar de las ofertas iniciales de monedas, que en 2017 han tenido un crecimiento impresionante.

Esto puede haber cambiado en 2018, pero aún quedan muchas personas que desconocen aspectos fundamentales de las criptomonedas. En función de que alcancen una mayor adopción, es necesario que su popularidad aumente, y eso solo se logra con el tiempo.

#16 Los gobiernos quieren gravar con impuestos a las criptomonedas

Si bien su regulación es complicada, esto no implica que los inversores en el futuro vayan a quedarse con el 100% de las ganancias. Los políticos siempre demandan que paguemos impuestos sobre las ganancias, y las criptomonedas no son la excepción.

En noviembre del 2017, la agencia recaudadora de Estados Unidos presentó una demanda contra Coinbase, uno de los exchanges de criptomonedas más importantes en el mundo. En ella intimaba a que la plataforma entregará la información de más de 14.300 usuarios que hayan invertido más de $20.000 durante el periodo comprendido entre 2013 y 2015.

De estos, solo el 7% había reportado sus ganancias, lo que nos indica que la gran mayoría estaba ocultando sus ganancias.

Conclusión

Seguramente había cosas que ya conocías, pero espero que te haya sorprendido con otras. Es importante informarse bien antes de trabajar con ellas, ya que de lo contrario podríamos llevarnos una desagradable sorpresa.

Acerca del autor

Hardwareate

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Precio de Criptomonedas