Criptomonedas

9 Criptomonedas privadas que deberías conocer

Criptomonedas privadas

Bitcoin, qué es la criptomoneda más conocida, no es privada, se podría decir que se trata de una moneda digital pseudo anónima. Esta es una cualidad que muchos desean a la hora de hacer pagos y utilizas este nuevo tipo de moneda de forma cotidiana.

La falta de privacidad afecta realmente la fungibilidad, aspecto importante para transformarse en un verdadero sistema monetario. Y lo más triste es que a los desarrolladores realmente no les interesa mucho este aspecto, debido a que lo más apremiante en este momento es la escalabilidad, que esta en boca de todo el mundo cuando vemos un colapso en la red.

Que una moneda sea privada es un aspecto fundamental. Hablamos de la diferencia entre que solo nosotros conozcamos lo que hay dentro de un monedero y cómo lo utilizamos, y que lo sepan todo. Es un problema tanto para la seguridad de la persona como la privacidad de la misma.

Como resultado, muchas criptomonedas que buscan atacar este problema han surgido en el último tiempo, haciendo uso de distintos enfoques que ahora pasaremos a ver.

La lista es muy variada y extensa, pero me centraré en algunas pocas, las más conocidas. Algunas de ellas en el día de mañana probablemente consigan transformarse en un producto de uso masivo, debido al servicio que ofrecen a las personas que realmente quieren manejar sus finanzas de forma privada.

9 Criptomonedas privadas

#1 Monero

Con Monero comenzamos esta lista, debido a que es una de las criptos privadas más conocidas y además con la mayor capitalización de mercado al momento de escribir esto.

Esta es tan segura y privada que ni si quera podrás ver la cantidad que se ha enviado entre diferentes personas. Ni siquiera las personas que se encargan de hacer cumplir la ley han podido encontrar una forma de hacerlo.

Alphabay era un mercado de la dark web que vendía todo tipos de productos y servicios, donde diariamente se intercambiaban por un valor de entre $600.000 y $800.000. El mismo fue cerrado, pero las autoridades no pudieron determinar cuánta cantidad de Monero tenía su dueño.

Para poder proveer un servicio como este, Monero utiliza completos métodos criptográficos en la cadena, como Firma de Circulo, RingCT, Kovri y direcciones furtivas, para proteger los interés de sus usuarios.

Esta criptomoneda desde sus comienzos ha tenido un camino claro al cual atenerse, en donde no hubo monedas pre minadas en su lanzamiento. El único problema que presenta son el tamaño de sus transacciones, que por lo complejo de su criptografía llegan a ser 50 veces superiores a las que encontramos en Bitcoin.

Sin embargo, para los entusiastas esto no es tanto un problema, siempre y cuando siga ofreciendo una gran seguridad. Se espera que siga subiendo su popularidad, al menos mientras los desarrolladores continúen siendo conscientes de sus fortalezas y debilidades.

#2 Zcash

Zcash es otra gran criptomoneda privada, y para conseguir esto utiliza diferentes enfoques.

Esta criptomoneda trabaja con un protocolo llamado zk-SNARK, que es conocida de forma generalizada como prueba de cero conocimiento. La diferencia con otras monedas privadas es que esto no esta implementado por defecto, con lo cual un usuario puede operar si lo desea de forma similar a como ocurre con Bitcoin.

Por desgracia, si queremos utilizar las características privadas de Zcash, es necesario que contemos en el dispositivo en donde realizamos la transacción con al menos 4 GB de RAM, lo cual es una barrera bastante grande para que las personas la adopten de forma masiva.

Eso no quiere decir que los desarrolladores no puedan mejorar este problema en un futuro cercano. De ser así, Zcash tiene serias posibilidades de dispararse hasta la luna.

#3 PIVX

PIVX es una criptomoneda que se ha transformado en la favoritas de muchos en el último tiempo por su reciente intento de implementar privacidad a su blockchain.

Si no sabes mucho sobre PIVX, este es el momento para comenzar a hacerlo. Se trata de la primera criptomoneda con algoritmo de consenso de Prueba de Participación que implementa el protocolo Zerocoin. Este le otorga capacidades de privacidad y anonimato que otras monedas POS no poseen.

$PIVX ha introducido el primer protocolo de zerocoin #ProfofStake del mundo.
El verdadero anonimato es ahora tuyo.

Esto se lo debemos al grupo de desarrollo que trabaja en PIVX, que hace un año atrás nos daba la noticia de este gran desarrollo. Y es que hablamos de una moneda que utiliza Prueba de Participación y la privacidad, con los beneficios que eso implica. Estos son una enorme velocidad de transacción mientras realizamos transacciones en privado.

#4 Komodo

Komodo no será la criptomoneda más popular de la lista, y es que muchas personas no conocen demasiado acerca de esta. Sin embargo, lo interesante es que es una criptomoneda privada.

Para conseguir esto, Komodo ha implementado el protocolo zk-SNAKR como Zcash, algo que es lógico si tenemos en cuenta que la primera es un fork de la última.

La ventaja que tiene al haber bifurcado de Zcash es el hecho de implementa un mejor mecanismo de prueba por razones de seguridad. Pero aun así, todavía cuenta Komodo con las limitaciones de Zcash cuando se trata de transacciones privadas, las cuales el equipo de desarrollo esta intentando resolver.

Esto no implica que se trate de una criptomoneda similar que solo se enfoca en la privacidad, Komodo cuenta también con un exchange descentralizado, intercambios entre cadenas de bloques de forma atómica y más. Esta es una criptomoneda que vale la pena echarle un ojo.

#5 Zcoin

Zcoin es una alternativa a PIVX en cuanto a que se trata de una criptomoneda privada que ha implementado el protocolo criptográfico del cual ya hablamos anteriormente, el Zerocoin. Si sabes inglés, puedes ver el video introductorio que el mismo equipo de trabajo de la moneda ha lanzado.

Pero como todas las criptomonedas, tiene aspectos positivos y también negativos que debo resaltar. Y en el caso de Zcoin es el de su “configuración de confianza” que se realizó al comienzo del proyecto. Esta implica confiar en un cierto grupo de personas para configurar los parámetros a la hora del lanzamiento de la criptomoneda.

Si esta “configuración de confianza” fuera corrompida de alguna manera, estas personas podrían minar la cantidad de monedas que deseen, algo que también puede ocurrir con Zcash.

Gracias al equipo de desarrollo, esta problemática esta siendo atacada para que en el futuro sea removida. Cuando esto finalmente ocurra, Zcoin se transformara en una seria contendiente dentro del sector de criptomonedas privadas.

#6 NAV Coin

A día de hoy, NAV Coin es una de las criptomonedas orientadas a la privacidad más subvalorada que existe. Esto se debe a que su solución para conseguir el anonimato completo es único y simple. El problema que tiene es que la vuelven una criptomoneda muy centralizada.

A diferencia de otras criptos, NAV Coin no hace uso de la criptografía para volverse privada. En su lugar, utiliza complicadas técnicas de ofuscación con un blockchain secundario en paralelo al principal que la transforman en una cadena de bloques privada. Esta ofuscación se consigue con los servidores NavTech, los cuales no son lo suficientemente descentralizados.

Esto también la vuelven vulnerable a los ataques en cualquier momento, los cuales pueden comprometer la privacidad de los usuarios. Eso sí, los desarrolladores no se dan por vencido y están probando implementar los servidores NavTech en un nodo completo, con esto conseguirían la distribución y centralización requerida.

#7 ZenCash

ZenCash se trata de otro fork de Zcash que utiliza el protocolo zk-SNARK conocido también como prueba de conocimiento cero y de esta forma obtener la tan ansiada privacidad. También hace uso de la configuración de confianza de la cadena de bloque de la que hereda su código, obteniendo así los mismos problemas.

Por esta razón, al igual que Zcash, requiere un mínimo de memoria RAM para enviar una transacción protegida. A momento de escribir esto, el mismo se encuentra en 3,2 GB, necesitando la utilización de un procesador de 64 bits y un sistema operativo de igual característica.

La diferencia entre estas dos criptomonedas la encontramos en que ZenCash se enfoca en la usabilidad de las personas, consiguiendo esto al implementar diferentes tipos de monederos, asegurándose de que estén funcionando en todo momento a través de nodos seguros, creando una capa protegida de transacciones que asista a la privacidad.

#8 Verge

Verge ha adoptado un camino diferente si la comparamos con las otras alternativas vistas en este post, consiguiendo el anonimato y privacidad.

No hace uso de la criptografía tampoco, como ocurre en el caso de NAV Coin, para volverse una criptomoneda anónima. En su lugar, utiliza las redes Tor e I2P para conseguir su cometido.

En sí no se trata de una criptomoneda privada, ya que el equipo de Verge considera que un libro contable público es algo que los usuarios necesitan para verificar y ver donde se reciben y utilizan las transacciones. Pero así, consiguen algo de anonimato que consideran que también es importante. A esto se le suman la capacidad de realizar intercambios atómicos o transacciones rápidas, que se le integra a una gran serie de características que este proyecto posee.

Por eso no es raro ver que algunos de los comercios que aceptan esta criptomoneda son sitios de contenido adulto, que poseen usuarios que prefieren el anonimato sin lugar a dudas.

#9 DASH

DASH ha quedado en último lugar, pero eso no la hace menos importante. Ya que esta criptomoneda es una de las más populares, ocupando el puesto número 15 entre las criptomonedas más valiosas del mundo.

Esta cripto es muy popular en países donde su moneda ha sufrido tanta inflación que ya prácticamente no tiene valor, como es el caso de Venezuela. Los comercios en ese país muestran abiertamente su aceptación a la cripto, colocando carteles y calcomanías para hacerlo saber a sus clientes.

DASH se define así misma como una moneda privada, aunque no es tan privada como sus competidores. Por eso es que ha quedado en el último puesto de esta lista. Veamos porque no es tan privada como dice ser.

La privacidad DASH la obtiene básicamente a partir de un simple servicio de mezcla de monedas que realizan los nodos maestros y que es conocido como PrivateSend. Lo malo es que esta forma de privacidad propuesta mantiene metadatos analizable que permite hallar quienes son los verdaderos destinatarios y emisores.

Además, es difícil entender como para sus socios y fundadores es una criptomoneda privada y anónima si han implementado abiertamente KYC y AML en su propio blockchain. Eso es una enorme contradicción para los que dicen ser.

Esto no implica que no sean una buena opción de moneda. Si cumplen con la promesa de hacer esta criptomoneda “una tan fácil que tu abuela la podrá usar”, entonces no queremos perdérnosla.

Conclusión

Para muchos la definición de privacidad es muy diferente a la de anonimato, y tienen razón. Pero en esta lista he incluido algunas que en cierta forma se acercan al objetivo de serlo por más que no sea su principal intención. Cada una ofrece su propia solución y pueden ser útiles para una misma persona en distintos casos, por lo que muchas hasta ni siquiera llegan a ser competencia entre ellas.

Cada comunidad, en su forma única, están tratando de resolver un desafío en cuanto a la privacidad y como tal cada una de estas criptomonedas tienen vinculado una serie de ventajas y desventajas. Si vemos el caso de Monero, esta utiliza una compleja criptografía sobre la cadena para hacer las transacciones privadas, pero todo a costa de un mayor tamaño en las transacciones.

Otras implementa la red Tor y de esta forma consiguen que las transacciones no crezcan más allá de lo que nos tienen acostumbradas. DASH, en cambio, utiliza un servicio que a decir verdad no ofrece mucha privacidad a sus usuarios.

En conclusión, seguirán creándose nuevas soluciones para este problema, y como tal, podremos elegir la que mejor se ajusta a nuestras necesidades, ya sean de servicio o de inversión. Lo bueno de esta nueva industria es que hay opciones para todo el mundo, y en caso de que las que existan no te agraden, siempre tienes la posibilidad de crear la tuya.

 

Acerca del autor

Hardwareate

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Precio de Criptomonedas