Diccionario de Criptomonedas

Diferencia entre Token y Criptomoneda

Token vs Criptomoneda

El hecho de que los tokens y las criptomonedas no son lo mismo es una idea que confunde a todo el mundo, por lo que me he decidido a investigar y realizar una guía que deje en claro la diferencia entre estos dos conceptos.

Las personas solemos utilizar de forma incorrecta el término “moneda” para referirnos a los tokens, y “token” para lo que podríamos llamar monedas. También es común utilizar ambos nombres para referirse a cualquier tipo de activo digital.

Pero existen importantes diferencias entre estos dos términos, token y criptomonedas, por lo que es mejor empezar rápidamente así termina de una vez con esta confusión.

Primero en la guía veremos cada uno por separado para tener una idea correcta de qué significa cada palabra, y por último nos embarcamos a determinar las diferencias más importantes que existen entre las dos.

Espero que la final de leer esta guía seas capaz de entender con claridad que distingue a los tokens y las criptomonedas, y por qué es tan importante hacer esta diferenciación.

¿Qué es una criptomoneda?

Ya hemos hablado de que es una criptomoneda con anterioridad, pero a modo de resumen voy a volver a intentar definir qué significado tiene.

La definición de moneda digital nos dice que es un activo que es nativo de su propia cadena de bloques. Podemos encontrar numerosos ejemplos, pero el que más se destaca por sobre todas las cosas es Bitcoin, qué es la primera criptomoneda y hasta el momento la más importante. También encontramos a Ether de Ethereum o Litecoin.

Para dejar aún más claro el asunto, veamos sobre qué blockchain operan algunas monedas:

  • Bitcoin lo hace sobre el blockchain de Bitcoin
  • Ether lo hace sobre la cadena de bloques de Ethereum
  • MIOTA lo hace sobre el blockchain de IOTA

Las transacciones en el blockchain son del tipo punto a punto, es decir que se transfieren sin intermediarios de una persona a otra. Pero no implica que se envíen monedas físicas, sino que contrapartes en formato virtual. Cuando enviamos o recibimos, lo que verdaderamente “viaja” es información, y es que solo basta para transferir una criptomoneda que se añada esta en el blockchain.

Si estás interesado en conocer cómo funciona la tecnología blockchain, te aconsejo que leas mi post sobre ello. En el profundizó el tema y puede que te ayude a aclarar los aspectos más interesantes. De todas formas, también espero que haya sido claro en este resumen y te sirva como para seguir leyendo este articulo.

¿Cómo se utiliza una moneda digital?

Las criptomonedas son utilizadas de la misma forma que utilizamos el dinero fiat en la vida real. Podemos ver a monedas digitales, como Monero, Litecoin o Bitcoin, simplemente como dinero en nuestro monedero o cuenta bancaria. A su vez, muchas veces estas monedas virtuales no tiene otro fin que de servir como medios de transmisión de valor. Algunos usos que se le da abarca:

  • Transferir dinero (enviamos y recibimos valor al utilizarlas)
  • Como refugio de valor (pueden ser utilizadas como ahorro para su posterior uso)
  • Una unidad de cuenta (podemos valorar bienes o servicios con ellas)

Si tomamos el Bitcoin como criptomoneda de ejemplo para estos tres usó, quizás podamos entender mejor los objetivos que persiguen:

  • Podemos utilizar al BTC para pagar por bienes y servicios, tanto en tiendas online como en comercios físicos.
  • Podemos almacenarlos bitcoins por un largo periodo de tiempo y no ocurrirá nada (lo que se denomina hacer HODL). Podremos gastarlos en algo más valioso en el futuro.
  • Cualquier cosas puede ser valuada en BTC.

Aparte de estos ejemplos, no podremos darle otro uso a nuestras criptomonedas de Bitcoin. No podemos “stakearlas” para ganar comisiones, ni tampoco pueden ser utilizadas para operar ciertas aplicaciones. Su único fin es el de ser moneda y por tanto que las personas las utilicen como tal.

Sin embargo, solo hablamos de Bitcoin en este apartado, pero existen otras monedas que cumplen algunos otros roles, como es el caso de Ether, NEO y DASH. Estas tiene muchas características que las hacen más que simplemente monedas, veamos un poco cuales son:

  • Ether (ETH): Se usa para abonar las transacciones en la red de Ethereum. Se pueden crear tokens en Ethereum, pero aún se utilizan los ETHER para poder enviarlos. Se utiliza para pagar los costos de la minería. En Bitcoin también se paga costos de transacciones y minería.
  • NEO (NEO): Es una de las criptomonedas que pagan dividendos si son almacenados en un monedero. Estos dividendos son llamados GAS en la red de NEO. Al igual que Ethereum, se pueden crear tokens en la red, con la particularidad de que se utiliza el GAS para poder enviar estos tokens como comisión de las transacciones.
  • Dash (DASH): Se utiliza para votar sobre decisiones importantes de la red. Si existe una idea para mejorar la red de DASH, aquellos que posean los suficientes Dash en su monedero pueden votar para decidir si la mejora se llevará a cabo. Esto le permite a los tenedores de Dash votar por cuestiones que competen al futuro del proyecto.

Ejemplos de criptomonedas

Muchas veces nos referimos a los activos digitales con grandes capitalización como monedas, pero esta no es la forma correcta de hacerlo. En CoinMarketCap podemos diferenciar las criptomonedas de los tokens, arrojando que a día de hoy existen (al menos listadas) 1.911 ejemplos.

Nadie esperaría que liste todas aquí, pero si voy a nombrar algunas de las cuales seguramente te encuentre familiarizado. Nada mejor para aprender que ver unos ejemplos claros de criptomonedas.

¿Qué es un token?

También ya he realizado una guía para entender los tokens, pero nunca viene mal repasar algunos conceptos.

Para crear un token realmente no se necesitan grandes habilidades técnicas como podríamos pensar. No es algo que cualquier persona puede hacer sin embargo, pero existen muchas plataformas que nos permiten crear uno de forma sencilla. Aunque el desarrollador de este nuevo token requerirá conocer algo de la moneda nativa del blockchain en donde se esta creando el token.

Si estamos creando un token en Ethereum, cosa que suele ser bastante normal, lo lógico es que su creador pase tiempo aprendiendo como válida esta red las transacciones de los tokens, y claro, gastando también algunos Ether en el proceso.

Es importante tener presente que las comisiones de todas las transacciones de los tokens en el blockchain deben ser pagadas, no solo el acto de crear en sí. Por tanto, cualquiera aplicación construida por ejemplo en Ethereum, debe abonar las comisiones de la transferencia de los tokens entre usuarios.

Esto es muy similar a como criptomonedas como Bitcoin pagan a sus mineros por el trabajo de asegurar la red del blockchain (ver que es la minería de Bitcoin).

El propósito de los tokens

Los tokens son creados con el propósito de servir a las aplicaciones descentralizadas, también llamadas dapps por sus siglas en inglés. Cuando un desarrollador esta diseñando su token, pueden determinar cuántas unidades quieren crear y donde serán enviados una vez que sea creados. Posterior a eso, solo deben pagar con algunas criptomonedas nativas del blockchain en función de crear los nuevos tokens.

Una vez que se traen a la vida los nuevos tokens, estos funcionarán para animar las características de la plataforma para la cual fueron generados en un primer momento. Por ejemplo, tenemos tokens como Musicoin que permiten realizar varias acciones en la plataforma. Esto es ver un video musical así como hacer streaming de una canción.

Existen también exchanges como KuCoin o Binane que poseen sus propios tokens. En el caso del último, cuando el usuario paga las comisiones con BNB (el token de Binance), estas son un 50% menos costosas.

También existe la posibilidad de que los tokens sirvan para lo que se denomina “tokenizar“, es decir, representar otros activos en un token. A la hora de por ejemplo vender un bien como un diamante, puede ser interesante representar este y toda su información (donde fue minado, por quien y sus anteriores dueños) para hacer más sencilla su transacción.

WePower (WPR) es un ejemplo muy interesante de cómo representar un bien físico en la cadena de bloques, en este caso la electricidad. El proyecto se trata de un dapp que permite que los usuarios compren y vendan electricidad en la cadena de bloques, utilizando todo el potencial de los contratos inteligentes. Cada token WPR representa en este caso una cierta cantidad de energía eléctrica.

Grandes beneficios de crear un token

La intención detrás de la creación de tokens es que a la hora de crear una plataforma que utilice estos como combustibles para su crecimiento, el desarrollador ahorra una gran cantidad de tiempo que sino bien debería utilizar en el diseño y creación del blockchain. De esta forma utilizan las características, aportando beneficios en lo que respecta a la seguridad y otras cuestiones de la cadena de bloques.

Por otro lado, si crearan su propio blockchain, tendrían la difícil tarea de conseguir que los mineros se unan a su red para ayudar a validar las transacciones. Existen otros algoritmos de consenso que eliminan la figura del minero, pero igual requiere de una comunidad activa que respalde el proyecto.

En el caso de las criptomonedas que requieren de los mineros, estos son de vital importancia para prevenir ataques. Es mucho más difícil que esto ocurra si existen muchos ordenadores trabajando en conjunto en un blockchain, por tanto un token se encuentra más seguro al estar compartiendo uno en donde existen una enorme cantidad de minero trabajando.

¿Cómo funcionan los tokens?

Los tokens son utilizados para interactuar con diferentes aplicaciones descentralizadas que se encuentra construidas sobre una cadena de blockchain. Un ejemplo de esto es Civic, cuya plataforma posee un token denominado CVC.

La finalidad de este proyecto es mantener un registro de personas encriptado sobre la cadena de bloques de Ethereum. Es una forma de verificar identidades de manera más confiable y barata. Veamos cómo funciona.

Si nos vamos de vacaciones a otro país, lo más lógico es que en el camino debamos pasar por muchos controles de identidad. Ya sea en el aeropuerto de salida como en el de llega, y lo mismo al regreso. Esto consume tiempo que Civic busca reducir. Para eso la aerolínea que esté asociada con el proyecto te envía un código QR para preguntar sobre tu información.

La persona con la app de Civic en su móvil puede enviar los detalles directamente a la compañía. La información es almacenada pero de forma totalmente encriptada, esto para prevenir cualquier tipo de robo. Se utiliza un escáner de retina o huella dactilar para probar que eres el dueño de esa información.

Este mecanismo puede ser utilizado para verificar tu información en varios puntos de nuestro viaje, no solo el aeropuerto, como puede ser el hotel. Así, cada compañía u organización utiliza tu identidad digital para validar la información utilizando la cadena de bloques. A medida que esta aplicación se utiliza más, más organizaciones comenzarán a utilizar este servicio.

En este caso, el token CVC es utilizado para realizar las transacciones de los servicios relacionados a la identidad. Se utiliza para pagar a las entidades que verifican (por ejemplo los bancos, gobiernos y otras fuentes de confianza) las identidades de las personas. Los registros de esto luego son almacenados en el blockchain.

A su vez, algunos CVC son enviados al usuario. Se hace de esta forma para alentar el uso de Civic, ya que eventualmente las compañías para poder realizar el proceso acabarán por comprar los tokens a estos, y de esta forma se genera una economía alrededor que beneficia a todas las partes.

En este caso, el token de Civic es más que una moneda. Y esto se debe a que la plataforma no permite que se utilicen BTC, ETH o NEO para sus servicios, solo CVC. Aunque si es necesario para las transacciones que se use algo de Ether, debido a que con esta moneda se paga a los mineros que realizan un trabajo tan importante en el blockchain.

Distintos tipos de tokens

Ya vimos las definiciones de estos dos componente importantes de la tecnología blockchain, ahora es momento de ver algunos diferentes tipos de tokens. Existen cuatro grandes categorías que es importante conocer.

Estas fueron creadas por el regulador financiero suizo FINMA en febrero de 2018, que publicó una guía que definió que son los token de valor, acción, de utilidad y de pago. La distinción es importante no solo para nosotros, sino para las entidades regulatorias que deben determinar la legalidad de estos.

  • Tokens de Valor: La mayoría de los tokens emitidos por las ICO son de valor. Ya que las personas al comprarlos esperan recibir un beneficio en el futuro por su inversión. De acuerdo a la ley de Suiza, estos son tratados de la misma forma que los valores tradicionales (ej. Acciones).
  • Tokens Acción: Si estos tokens representan una acción o participación en una empresa, entonces es un token acción. Sin embargo, no encontraremos muchos tokens de este tipo debido a que las empresas por lo general no quieren verse involucradas en todo el escrutinio que eso implica.
  • Tokens de Utilidad: También llamados tokens de aplicación. Son aquellos utilizados principalmente para proveer a las personas de un producto o un servicio, como vimos en el caso de Civic. Estos son algo raros, ya que cuando la mayoría de los tokens se esperan que incrementen su valor debido a su suministro fijo. En este tipo de tokens no suele haber límite.
  • Tokens de Pago: Estos no tiene más propósito que ser un método de pago por bienes y servicios.

Hay que destacar que la FINMA se ha tomado el trabajo de especificar que algunos tokens pueden caer en varias de estas categorías.

Es de esperar que al igual que el regulador suizo, otros utilicen diferentes definiciones a medida que esta industria crezca. Y es que a momento de escribir esto todavía el concepto de ICO y Token es bastante nuevo. Es lógico que las leyes todavía no se hayan amoldado para contemplarlos.

Si quieres conocer en profundidad qué es una ICO puedes visitar la guía de ofertas inicial de monedas.

Conclusión

Ahora espero que tengas claro todo lo que distingue a estos dos conceptos, Token y Criptomonedas. No era algo tan difícil como parecía en un primer momento.

Podemos decir que la diferencia principal entre estos dos es que las monedas son propias del blockchain, mientras que los tokens son construidos encima de otra cadena de bloques, como puede ser Ethereum, NEO y Waves.

También ahora sabemos cuales son los usos más comunes. Para las monedas es el de obrar como dinero, aunque también existen algunos otros usos. Por ejemplo, estas tiene el objetivo de alimentar las aplicaciones, ser almacenados para validar transacciones en una red o ser usados para los contratos inteligentes y en las transacciones.

Los tokens, en cambio, cumplen diferentes propósitos. Son creados para ser usados en dapps, y el objetivo en si dependerá exclusivamente de la aplicación descentralizada en cuestión. Pueden ser utilizados como votos en cuestiones importantes a decidir. Aunque en otros casos también simplemente para realizar las transacciones en la dapp o recompensar a los usuarios en el descuento de las comisiones.

Hemos visto un gran número de ejemplos que siempre ayudan a las personas más visuales a comprender los conceptos. Si aún te quedan dudas puedes dejar un comentario aquí abajo, pero también espero haber sido lo suficientemente claro para que se entendiera de manera sencilla. No siempre es una tarea fácil, pero con sus comentarios siempre hay espacio para mejorar.

Acerca del autor

Hardwareate

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Precio de Criptomonedas