Criptomonedas

¿En que criptomoneda invertir (2019)?

Si vemos lo que ha sido el desempeño de las criptomonedas en 2017 podemos notar que tuvieron un año más que magnífico, con crecimiento que fueron desde el 2.000% para el Bitcoin hasta más de 30.000% para criptomonedas como Ripple. Quizás no han tenido el mejor año en lo que llevamos del 2018, pero eso no implica que lo que resta del año y el próximo las cosas puedan mejorar.

Una pregunta recurrente entre todos los principiantes es la de ¿en qué criptomoneda invertir?. Es una respuesta que aún hasta los expertos buscan, por lo que intentaremos aquí cubrir cuál es el mejor lugar para colocar nuestro dinero.

Si alguna vez te has preguntado ¿debería invertir en Bitcoin? ¿Debería invertir en Ethereum? has llegado al lugar correcto. La guía trata sobre las criptomonedas que tengan la mejor perspectiva para el 2019, pero empezando hoy.

No será un articulo precisamente corto, pero si te quedas al final tendrás una mejor idea en donde hacerlo. Habiendo cientos de criptomonedas en el mercado, responder esta pregunta no es nada difícil, pero empecemos a ver que opciones tenemos.

El mercado hasta el momento

Lo primero de lo que tengo que hablarles es de como se encuentra el mercado en estos momentos. Todo fue positivismo a finales de 2017 y principios de 2018, pero el panorama ha cambiado mucho luego de tener un mercado bajista durante varios meses.

La primera criptomoneda ya todos sabrán que fue Bitcoin, inventada en 2009. Esto marcó el inicio de las monedas virtuales, aunque tuvieron que pasar varios años hasta que finalmente las personas comenzaran a hablar de ella, en 2013.

Desde entonces, el mercado ha experimentado grandes crecimientos, unos que son muy difíciles de ignorar por la enorme volatilidad que mantuvieron. Existen más de 1.500 criptomonedas, muchas de las cuales han sido creadas los último años.

En el 2017, el mercado de criptos realmente explotó. Pudimos ver como la capitalización total de este se disparó un 4.000%, una cifra impensada si se la comparamos con la del S&P 500 de ese mismo año que fue algo superior al 20%. En marzo de 2017 el mercado solo tenía un valor de $21 mil millones, para terminar por encima de los $450 mil millones.

El mercado ya no se trata de Bitcoin solamente, sino que existen grandes competidores. Estas criptomonedas han entrado en el sector, como Ethereum Litecoin y Ripple, ofreciendo grandes resultados, muy superiores algunas a la de la primera criptomoneda.

Todo el mundo tiene opiniones sobre el futuro de las criptomonedas. Algunos creen que no duraran mucho y que pronto las veremos desaparecer, mientras otros consideran que han llegado para quedarse y que son un instrumento que pueden cambiar radicalmente el sistema financiero como lo conocemos.

Es difícil predecir lo que ocurrira el dia de mañana, y mucho más dentro de un año, por no decir que es imposible, pero hay algo cierto y es que las criptomonedas todos los días aumentan en popularidad. Una de las razones de esto es la tecnología que permite su existencia, la tecnología blockchain. Esta hace posible muchas cosas, como las monedas digitales, pero también un sin fin de aplicaciones.

Existen enormes posibilidad de que la tecnología blockchain sea tan grande como internet, gracias a que es segura, no requiere de terceras partes y es descentralizada. Y si bien no podemos aprender a invertir en blockchain, si podemos aprender a invertir en las criptomonedas que utilizan esas cadenas de bloques (blockchain).

Las mejores criptomonedas para invertir en 2019

Bitcoin (BTC)

Existen pocas personas que no hayan oído hasta el momento acerca de Bitcoin. Es la criptomoneda con más valor, es decir que tiene la mayor capitalización de mercado, con un 40% de la cuota. A su vez es la más antigua, dominando durante todos estos años. Por lo que si Bitcoin continúa creciendo al ritmo que lo ha hecho los últimos años, puede que sea buena idea invertir en ella.

Todos los días el precio de Bitcoin varían de forma significativa, esto se debe a que existe una gran volatilidad (es decir que los precios aumentan y descienden en el transcurso del día de gran manera). Si vemos su gráfico notamos los grandes cambios en su precio a través de los años.

En 2013, más precisamente el 9 de julio, costaba cerca de $76, y desde allí subió hasta los $20.000 en diciembre de 2017. Posterior a eso vimos como cayó hasta los $6.000, en solo dos meses. Una auténtica locura. Pero a pesar de todo se mantiene muy positivo.

Viendo lo mucho que puede cambiar el precio en tan poco tiempo, ¿cómo decidimos cuál es el mejor momento para invertir en Bitcoin?.

La realidad es que no se puede, ningún genio financiero puede predecir cuando algo va a subir o bajar con la precisión que la mayoría de las personas buscan. La estrategia que un buen inversor debe seguir es primero encontrar la criptomoneda que cree que tiene perspectivas de crecimiento, luego invertir y finalmente sentarse a esperar. Caso contrario es muy probable que acabes perdiendo todo tu dinero.

Invertir en Bitcoin

Si estás dispuesto a invertir en Bitcoin lo más aconsejable es mantenerte al tanto de las ultimas noticias y las tendencias de esta criptomoneda. De esta forma puedes tener una panorama más acertado de lo que ocurre. Pero no creas que los análisis técnicos pueden llegar a ser útiles, por lo general estos no hacen más que confundirnos.

Comprar cuando cae puede ser una buena idea, ya que entraremos al mercado en un momento bajo y nos ofrecerá mejores rentabilidades. Lamentablemente, es imposible determinar cuál es el punto más bajo, ya que siempre puede seguir cayendo. Pero si realmente Bitcoin tiene potencial de crecimiento entonces a la larga acabará por subir.

No podemos comprar comprar y pensar que en un par de meses o semanas nos haremos ricos, eso no existe. Las personas que han encontrado grandes fortunas de “la noche a la mañana” con Bitcoin es porque realmente confiaron desde un primer momento, manteniendo sus criptomonedas a pesar de una corrección del mercado. Muchos entusiastas consideran que esta es una forma de limpiar al mismo de los especuladores, ya que al asustarse suelen vender y no regresan.

Bitcoin es una moneda excelente para los que recién se inician, es fácil comprarla en cualquier exchange y tiene la ventaja de ser la más importante a día de hoy. Además, si el día de mañana decidimos comprar lo que se denomina altcoins siempre es más fácil si tenemos BTC para intercambiarlas por ella.

Todo depende de lo que creamos que es el futuro de Bitcoin. Si crees en ella entonces deberías invertir, caso contrario mejor mantenerse alejado. Ya que a la primera caída del mercado (y no son cortas) puedes acabar vendiendo y materializando la pérdida. Si las conservas, podrás participar de las ganancias.

Ethereum (ETH)

Cuando se acercaba el final del año 2017, el precio de Ethereum superaba ligeramente la barrera de $720, y con ello conseguía una capitalización total de mercado de cerca de $70 mil millones. Sin embargo, esta tendencia se mantuvo y siguió subiendo en 2018 hasta finalmente obtener su máximo histórico en torno a los $1.423 el 4 de enero. Con esto, finalmente Ethereum consiguió una capitalización de $138 mil millones.

Solo en 2017 Ethereum obtuvo una rentabilidad del 3.000%, y así se transformó en la segunda criptomoneda más valiosa detrás de Bitcoin.

Si te preguntas si deberías invertir en Ethereum, o si el precio ya ha subido lo suficiente, la realidad es que nadie puede contestar esa pregunta por ti. Lo que podemos analizar es la información con la que contamos y luego tú puede decidir si Ethereum es una criptomoneda que quieres tener en tu monedero.

En el gráfico de aquí abajo podemos ver como ha crecido el último año, a pesar de que en este 2018 haya perdido una gran cantidad de valor.

Veamos algunos aspectos que han ayudado a incrementar en el pasado el precio del ETH:

  • En mayo de 2016 Ethereum recibió una inversión de $150 millones. Esto provocó que el precio saltara de $1 en enero de 2016 hasta cerca de $15 en mayo de ese mismo año.
  • Sin embargo, el 18 de junio de 2016 los miembros de la comunidad de la criptomoneda encontraron que Ethereum había sido hackeado. En esa ocasión $60 millones en Ether fueron robados. Como resultado el precio cayó de $21,52 el 17 de junio hasta $9,96 en solo 24 horas.

La diferencia con Bitcoin es que Ethereum no busca ser solo una moneda digital, es un proyecto blockchain más ambicioso. Esto se debe a que en la plataforma los desarrolladores pueden crear dapps, contratos inteligentes y hasta sus propias criptomonedas.

Si tenemos en mente un proyecto que requiera blockchain podremos utilizar Ethereum para hacerlo realidad. No es necesario comenzar de cero, ya que la plataforma nos brinda las herramientas para que la tarea sea mucho más sencilla que si tuviéramos que crear un blockchain totalmente nuevo. Facilitando enormemente este importante paso para el éxito de un proyecto.

Ethereum por tanto es una criptomoneda que bien vale la pena agregar a nuestra cartera de inversión, siempre que nos parezcan interesantes el valor que puede aportar a las personas.

Algunos expertos como Julian Hosp dijeron que Ethereum podría alcanzar los $200 mil millones de capitalización en este 2018. Sin embargo, y a pesar de que el año aun no termino, hay que considerar que predecir lo que pueda ocurrir con el precio es un tarea titánica, pero eso no implica que no tenga razón. Quizás tome algo más de tiempo, pero si este experto en blockchain esta en lo correcto podríamos ver su precio superando los $2.000.

Algunas cuestiones técnicas aún restan por resolver, como los problemas de escalabilidad. Sin embargo Ethereum y su cofundador, Vitalik Buterin, se encuentran trabajando sobre ello.

Ripple (XRP)

La criptomoneda de Ripple es conocida por todos con las siglas XRP, y ha sido una de las que más ha crecido en el 2017 con un crecimiento de cerca del 36.000%. Y no me he equivocado con un cero de más, prácticamente ha trepado desde $0 a principios de año y a finalizado por encima de $2,4 en diciembre de 2017.

Por desgracia, gran parte de ese crecimiento ha desaparecido en 2018, aunque no todo. Si bien el mercado ha caído enormemente desde su máximo histórico, la realidad es que aún se encuentra en positivo si tomamos como punto de referencia el inicio de 2017.

Aún mejor, si crees que Ripple tienes cualidades para transformarse en una criptomoneda que ayude a los sistemas financieros tradicionales, y por ende a la sociedad, en reducir los costos de las transacciones transfronterizas quizás quieras añadirla a tu monedero. Y todo con un importante descuento.

Puede que si comparamos Ripple con el precio de Bitcoin nos parezca que esta vale mucho menos, pero eso no es tan importante cuando hay una mayor cantidad de XRP en circulación. Aun cuando esté por debajo del $1, Ripple es la tercera criptomoneda con mayor capitalización de mercado.

La principal ventaja competitiva de Ripple se halla en que si hoy buscamos hacer una transferencia a otros país debemos esperar entre 2 y 10 días para que se complete todo el proceso. Sumado a que tenemos grandes costos por hacerlo. Con Ripple solo toma unos pocos segundos y las comisiones son mucho menores.

Además existen otros aspectos positivos de Ripple que bien valen la pena destacar. Por un lado muchas grandes instituciones financieras como American Express, J.P. Morgan y el banco Santander ya se encuentra haciendo pruebas con ella. Por otro lado, Ripple ha estado trabajando con el Banco Central de Arabia Saudita, LianLian International de China y otros bancos de todo el mundo.

Quizás estos datos puedan ayudarte a decidir si invertir en Ripple o no. Si analizamos toda la información presentada hasta el momento, podemos decir que Ripple tiene un gran futuro por delante. De todas formas es necesario echarle un ojo primero y aprender más acerca de todas las asociaciones que ha conformado. Si Ripple continúa firmando contratos con grandes bancos lo más seguro es que su precio pueda verse incrementado enormemente.

Muchos inversores que entienden el problema que Ripple busca solventar han hecho mucho dinero en el pasado con este proyecto. Si Ripple repite su gran 2017 en el 2019 entonces podría ser una enorme oportunidad de inversión para muchas personas.

Litecoin (LTC)

No puedo dejar fuera de la lista de las mejores criptomonedas para invertir a Litecoin. Ya que al igual que Ripple, en el 2017 ha obtenido unos resultados desorbitantes cuando obtuvo una rentabilidad de casi 8.000%.

A principios de ese año su precio se encontraba cercano a $4, pero acabó por superar los $350 en diciembre de 2017. Por desgracia ha seguido el camino de todas las criptomonedas en este 2018 y su precio ahora es de apenas $59.

Si vemos su gráfico de precios podemos notar como tuvo un crecimiento muy importante que comenzó a comenzó a principios de Noviembre y que tuvo su punto máximo un mes después en diciembre. Podemos ver mucha similitud entre el precio de Bitcoin y Litecoin.

En este momento el precio de Litecoin le otorga apenas un poco más de $3,4 mil millones de capitalización de mercado, lo que le ha llevado a perder el quinto lugar que ostentaba a principio de año para ubicarse en el puesto número séptimo. Aun así goza del interés de los inversores por su estrecha relación con Bitcoin. Siendo una de las razones por las que se encuentra en este top.

Podemos saber más de Litecoin en la guía que he creado anteriormente en el blog, allí repasamos todos los aspectos fundamentales de esta criptomoneda. De todas formas puedes saber que fue creada en 2011 y que es capaz de realizar las transacciones 4 veces más rápido que Bitcoin. A su vez, el máximo de criptomonedas que pueden existir también es 4 veces superior, 84 millones.

Una cualidad importante de Litecoin es que ha sido la primera en implementar las transacciones Lightning Network en mayo de 2017. Usando esta han podido transferir 0,00000001 Litecoin desde Zúrich a San Francisco en solo un segundo. Una vez que comiencen a utilizar esta tecnología el precio de Litecoin podría dispararse.

Estrategias de inversión

Antes de lanzarnos a invertir tenemos que pararnos a pensar cómo es que los inversores invierten en otras clases de activos, como las acciones o los bienes raíces. Estos no saltan inmediatamente a invertir en el momento que se les ocurre una idea. Existe un trabajo de análisis muy profundo hasta que llegan a la decisión de colocar el dinero.

Antes de lanzarse a comprar y vender criptomonedas lo mejor es entender cuáles son nuestros objetivos de inversión y como pensamos alcanzarlos. Hay que tener muy en claro cuánto tiempo estás dispuesto a mantener tu posición abierta y cual es el rendimiento que esperas obtener.

No hablo de esperar conseguir en un año u 2.000%, ya que son cifras que no se repiten siempre, pero si saber entender cómo funciona el mercado y que puedes tener meses malos como los últimos y que tu inversión se encuentre en negativo por mucho tiempo. El problema es que aunque en algún momento acabe por despegar, el rendimiento total puede no ser tan provechoso como uno esperaría. No es lo mismo obtener un 50% anual que en 5 años.

También es importante tener en cuenta el horizonte de nuestra inversión. Si pensamos sacar el dinero para utilizarlo en algunos meses entonces se trata de una a corto plazo. Si nuestro plazo se extiende a más de un año entonces se trata de una inversión a largo plazo. Y aunque considero que la segunda es la opción más correcta a seguir, analicemos los dos enfoques.

Inversión a largo plazo

Las inversiones a largo plazo son en las que los inversores piensan que pueden obtener un mejor rendimiento en grandes periodos de tiempo. Algunas personas creen que se trata solo de 6 meses o hasta un año, pero la realidad es que estas suelen ser mayores al año.

Es que este tipo de inversión es la más apropiada por el simple hecho de que en 6 meses es muy difícil de predecir qué puede ocurrir. La gente piensa que una tecnología nueva puede llegar o que se firmará nuevas asociaciones, pero quizás esta se extiendan en el tiempo y no acaben por cumplirse dentro de nuestro rango previsto.

Lo mejor es analizar aquellos aspectos que nos hacen pensar que la criptomoneda tiene futuro y finalmente comprar sin importarnos tanto cuando el mercado finalmente se dará cuenta de ello. A la larga una buena compra acaba por dar sus frutos, en el corto plazo lo más seguro es que perdamos dinero.

Estrategia

Lo primero que debemos hacer antes de comprar es analizar leyendo el whitepaper de la criptomoneda, las noticias y toda aquella información de expertos y analistas que encontremos. Es importante encontrar aquellos puntos en los cuales la moneda es fuerte, que son los que finalmente atraerán la atención de las personas e incrementara su precio.

Aquellos aspectos importante se tratan principalmente de la tecnología, del equipo que se encuentra detrás, cuál es su hoja de ruta y si es un proyecto que llega para resolver un problema real. El análisis de todos estos puntos nos puede dar una idea más certera de cuál es su futuro. Hay que considerar también a los competidores, ya que el mercado no puede ser lo suficientemente grande para los dos.

Si finalmente tenemos la convicción de que la criptomoneda tiene potencial entonces compramos. Esto es muy importante, porque que cuando cunda el pánico en un mercado bajista las personas que no están convencidas de su inversión lo primero que hacen es vender. Si no tienes voluntad quizás esta estrategia no sea para ti.

Inversión a corto plazo

No considero que las inversiones a corto plazo sea la mejor forma de invertir en criptomonedas, pero se que mucha gente se pregunta por ella así que vamos a analizarla.

Estas se tratan de inversiones que comprenden a periodos más cortos. Pueden tomar algunos pocos meses, semanas o hasta unos pocos segundos. Por lo que considero que ninguna persona puede determinar los movimientos en esas cortas escalas de valores, ya que existen muchas variables en juego que son imposibles de analizar. A largo plazo prevalecen las más fuertes.

Distinto es por ejemplo hacer arbitraje de criptomonedas, práctica que toma algunos pocos segundos o minutos. Pero esta tipo de inversión tiene poco que ver con lo que describo en este apartado.

Muchos inversores han obtenido grandes cantidades de dinero realizando este tipo de transacciones, pero lo que no cuentan es cuando han perdido. Podemos encontrar muchas personas en foros contando que han ganado un 10% o 20% en pocas horas, pero luego cuando pierden todos sus fondos no suelen regresar a contarlo.

Conclusión

Mientras que las criptomonedas pueden suponer grandes beneficios, hay que considerar que este es un mercado muy volátil y se puede perder todo el dinero si no sabemos lo que hacemos. Si compramos cuando el mercado sube y vendemos cuando nos entra el pánico lo seguro es que perderemos mucho dinero. Lamentablemente no es una actividad sencilla como muchas personas que nos intentan vender cursos de inversión no han hecho creer.

Leer cientos de páginas de whitepaper, sitios de noticias, opiniones de expertos y analizar a fondo toda esta información conlleva mucho trabajo. Puede ser realizada por cualquiera de nosotros, pero es importante tener en claro que no existen atajos ni formas fáciles de hacer dinero.

Se que nado contra lo corriente en este aspecto, ya que la gran mayoría de blog se dedican a subir análisis técnicos y contarnos todo lo positivo, pero considero que tengo que ser honesto con ustedes. Si realmente todo el mundo pudiera obtener grandes rentabilidades sería todo muy fácil, y sabemos muy bien que el mundo no es así.

El mejor consejo que se puede dar en un mercado tan joven como este es el de “no invertir el dinero que no estamos dispuesto a perder”.

Acerca del autor

Hardwareate

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Precio de Criptomonedas