Criptomonedas

Las mejores monedas de Prueba de Participación para generar ingresos pasivos

Mejores criptomonedas Prueba de Participación

En el mundo de las criptomonedas y blockchain, a día de hoy, existen dos mecanismos de consenso muy extendidos en su uso. Por un lado tenemos a Prueba de Trabajo y por el otro a Prueba de Participación. si quitamos del medio a los otros algoritmos para verificar bloques que existen ahora y solo representan una pequeña proporción, estos dos son los que mantienen con vida las distintas cadenas de bloques.

Ambos pueden ser vistos como formas pasivas de generar dinero.

Prueba de Trabajo es a veces considerado como simplemente un trabajo por la necesidad de hacerlo, pero es mucho más. Ya que aunque consume gran cantidad de recursos de hardware y electricidad, aseguran las redes mediante hashes criptográficos. Gracias a esto consigue limitar la creación de nueva moneda de modo que no exista inflación desmedida.

Prueba de Participación, por su parte, es una forma más amigable con el medio ambiente de acuerdo al consumo eléctrico. En este caso las personas no son recompensadas por minar criptomonedas, sino por mantener una mínima cantidad en un monedero que le confieren autoridad para validar las transacciones.

Esto contribuye a la seguridad del blockchain a la par de que mantiene una relativa descentralización entre un gran número de “Participantes”. Es una gran forma de ganar dinero en lugar de intentar adivinar el movimiento del mercado.

Es difícil saber cuál es la mejor moneda dentro de este último algoritmo, pero si veremos alguna de las mejores criptomonedas con las que puedes ganar de forma pasiva un ingreso. Para integrar esta lista deben cumplir algunos requisitos, como los requerimientos para ser un participante, las ganancias esperadas, su facilidad de uso y otros factores.

Seguramente de aquí puedas obtener una criptomoneda que se ajuste a lo que buscas y que te permita ganar algunos ingresos pasivos con solo mantenerlas resguardadas.

Ten en cuenta que ninguna de estas monedas se encuentra ordenada de alguna forma en particular, son presentadas de forma aleatoria. Y si te quedas hasta el final, podrás leer una conclusión al respecto.

NavCoin

NavCoin es un fork de código abierto de la ya conocida Bitcoin, que además tiene un gran historial ya que sus inicios se remontan hasta 2014. Al ser uno de las primeras monedas en adoptar el modelo de Prueba de Participación, es también una de las más confiables con un 5% de retorno anual. Quizás no sea un número muy alto para lo que estamos acostumbrados en estos mercados volátiles, pero es algo con lo que podemos comenzar.

No existe un número mínimo para poder participar, aunque si asignamos más, mayor será la cantidad que obtendremos y la velocidad con que lo haremos. Por ejemplo, con solo 50 NAV ($15) nos tomará entre 150 y 200 días para conseguir validar un bloque completo y obtener recompensa. A su vez, el monedero debe estar online los 365 días del año, las 24 horas, para obtener ese 5%.

Dash

El sistema que utiliza Dash no se trata de uno de Prueba de Participación puro, sino que hace uso de un sistema de masternode que permite a los poseedores de la moneda obtener dividendos. Por tanto, es muy parecido el concepto al de las otras criptomonedas en esta lista presente.

Los retornos son bastante buenos para esta moneda, alcanzando un rendimiento del 8,4% de forma anual, a lo que se le puede sumar la apreciación de su valor durante todo ese tiempo. El problema de esta cripto radica en la cantidad necesaria de monedas para transformarte en un nodo maestro (masternode). Con un precio de $1.300 en estos momentos, las 1.000 que se requieren alcanzan los $162.000.

NEO

Cuando la gente habla de NEO dice que se trata de la Ethereum china, y es que comparte la capacidad de ejecutar contratos inteligentes como lo hace esta. La gran diferencia es que Ethereum no utiliza un mecanismo PoS (Prueba de participación, por sus siglas en inglés). De todas formas, ambas son ideales para lanzar una ICO o crear una dapps que funcione con sus blockchains.

Tanto NEO como su token GAS pueden ser “stakeados” (la acción de usar las monedas para participar), pero debe hacerse esto en un monedero que tengamos en lugar de por ejemplo un exchange, con la única excepción de Binance y Kucoin. No todos los monederos son creados de igual forma, por lo que es importantes saber esto antes de lanzarte a elegir uno que te permita mantener ganar GAS.

La recompensa anual varía entre el 4 y el 6 por ciento. Y como es una criptomoneda que no puede ser divisible en unidades más pequeñas, un NEO es lo mínimo se requiere para esto.

Si no comprendes la diferencia entre NEO y GAS, puede ayudarte ver a NEO como una acción del blockchain mientras que GAS es el combustible para este.

PIVX

PIVX es el acrónimo de Private Instant Verified Transaction, y es un fork de DASH que nació en el año 2016. Para los poseedores de PIVX existe la posibilidad de correr un nodo maestro como la criptomoneda de la cual deriva, con un mínimo de 10.000 monedas ($12.500). Por otro lado, el monedero debe permanecer activo todo el tiempo. Existe también la opción de participar sin tener que mantener un masternode, opción que no exige un mínimo.

El porcentaje de retorno se encuentra en torno al 5,5 por ciento para los nodos maestros y 4,8 para los “stakers”, datos obtenidos de la guía que provee PIVX. Si estas interesados en convertirte en uno, la guía que provee este blockchain es bastante completa, haciéndola perfecta para lo recién iniciados.

Otra particularidad de esta cadena es que el equipo ha dejado muy en claro que hay cierta aleatoriedad en cuanto al sistema de participación, que es comparable con una lotería en donde el número de criptos que tengamos es el número del boleto:

El sistema de recompensa por diseño tiene una gran cantidad de aleatoriedad incorporada. Esto se hace por motivos de seguridad, pero puede hacer que los cálculos sean un poco difíciles. Dicho esto, un masternode requiere 10,000 PIV, y cada masternode debería obtener una recompensa aproximadamente cada 1-2 días, pero esto puede variar dependiendo del número de masternodes activos actualmente. Para apostar, una regla general es que por cada 1,000 PIV (un poco más que eso, de hecho), puedes esperar una recompensa de participación una vez cada 30 días, pero recuerde que este es un proceso completamente aleatorio. Puede pasar 15 días sin una recompensa y luego obtener dos en un día.

Lisk

Lisk esta pensando para ser el Ethereum para la mayoría de los desarrolladores, permitiendo la creación y la ejecución de aplicaciones descentralizadas. Pero la gran diferencia es que utiliza JavaScript para la programación de esta, el cual es un lenguaje muy utilizado.

Este blockchain utiliza un mecanismo de Prueba de Participación delegado, que es un paso adelante del sistema más puro que todos conocemos. Los usuarios aquí steakean sus LSK para votar por delegados. Solo los 101 delegados son los que pueden crear nuevos bloques, y por tanto son los que generan recompensas.

Sin embargo, hay posibilidades para que nosotros ganemos algo de esas recompensas, ya que suelen ser compartidas con aquellas personas que votaron por ellos. La cantidad que obtendremos dependerá del delegado, pudiendo ir desde 6,25% hasta 100% de las ganancias que este obtiene.

Lo recomendable es utilizar un monedero Lisk Nano y leer una o dos guías específicas sobre este antes de comenzar. Si bien técnicamente no se necesita una cantidad mínima de Lisk para participar, el voto cuesta 4 LSK, por lo que el número recomendado para obtener un buen retorno es de no menos de 200 y lo óptimo más de 500. El precio de los LSK es de $2,41.

Reddcoin

Reddcoin fue diseñado como una alternativa a varias redes sociales. La diferencia con estas es que su moneda pueda ser stakeada en un monedero para obtener cerca de un 5% de rendimiento anual. No hay mínimo en cuanto al monto que necesitamos mantener, pero si queremos obtener ese 5 por ciento lo mínimo que debemos contar es de 200.000 RDD.

Pero no se asusten, que el precio de esta criptomoneda es bastante bajo. Con un valor de $0,0022 no necesitamos más de $440.

Vechain

La última iteración de Vechain llamada thor busca transformar a este blockchain en una plataforma  de aplicaciones empresariales descentralizada. Un intento por superar a la criptomoneda número 2, Ethereum.

Esta cadena de bloques cuenta con dos tokens, por un lado VET, o lo que es el token central de VeChain, y THOR, que es el token THOR Power. Esto es muy similar a NEO y GAS.

Los poseedores de VET pueden generar THOR al stakear, igual a lo que ocurre con NEO cuando generamos GAS. No existe un mínimo para comenzar a hacerlo, y hay algunos exchanges que permiten mantener VET en sus monederos y aun así generar el segundo token.

Por desgracia, las recompensas de solo mantener los VET es bastante escasa, aunque por suerte VeChain permite que sus usuarios se conviertan en nodos maestros si estas dispuestos a invertir 10.000 VET ($86).

Okcash

Okcash ha estado entre nosotros durante mucho tiempo, comenzando sus andanzas en 2014. Es de esas pocas criptomoneda que nos ofrecen grandes retornos de la inversión al ofrece hasta un 10%. No existe ningún mínimo para comenzar a hacerlo, aunque sí deberemos dejar nuestro monedero abierto (algo que ocurre casi siempre en este tipo de criptomonedas).

El objetivo de este blockchain es crear una criptomoneda ideal para las transacciones pequeñas, en oposición al caso de uso de Bitcoin que es recomendable cuando necesitamos hacer grandes pagos.

El equipo escribió:

Okcash en dispositivos móviles es una manera perfecta de dar propinas, compartir OK o pagar productos y servicios sobre la marcha. Te permite pagar de una manera realmente fácil y rápida, ya sea escaneando un código QR para realizar el pago, o escribiendo la dirección directamente para enviar las monedas. No es necesario registrarse, deslizar tarjetas, escribir un PIN o cualquier otra cosa.

Aquí es importante resaltar un aspecto fundamental que concierne a la inversión en este tipo de criptomoneda, ya que los pagos se realizan con ella. Cuando tenemos un caso de uso interesantes, nuestras posibilidades de ganar se acrecientan, ya que se trata de una moneda que en el futuro puede llegar a darnos grandes ganancias si su precio crece.

Ark

El proyecto Ark es un tanto único ya que sus creadores no piensa en su moneda, llamada ARK, como el fin, sino el medio para este. Ark busca relacionar distintos blockchains a través de una tecnología que denominan SmartBridge (puente inteligente), que utilizando contratos inteligentes que se pueden ejecutar entre blockchains con protocolos muy diferentes, como pueden ser Bitcoin y Ethereum.

Ark además utiliza un sistema de Prueba de Participación delegada como lo hace Lisk. En más, Lisk es descendiente de este proyecto. Por tanto, los usuarios aquí no participan directamente, deben votar por uno de los 51 delegados, quien luego pueden compartir sus recompensas con ellos.

Mientras que el promedio de retorno es del 10%, algunos delegados pueden ofrecer hasta el 90 y 100 por ciento de sus recompensas. Esto para los votantes es perfecto, ya que dependiendo del peso de la votación obtendrán una grandiosa cantidad.

Un pequeño detalle, con respecto a la votación de ARK, es que un monedero solo permite un voto a un delegado por vez. Esto se hace así para prevenir la centralización o la manipulación de la votación. Si alguien tiene 10.00 ARK, estos equivalen al peso con el que votan, pero solo pueden ser utilizados en un solo delegado.

En caso de querer votar por dos delegados el usuario deberá dividir su saldo en dos monederos. Todo esto se hace para que los más pudientes del sistema no puedan votar por varios delegados y comprometer la gobernabilidad del mismo.

KuCoin Shares

La criptomoneda KuCoin Shares obtiene su popularidad del exchange centralizado KuCoin. Este, con sede en Hong Kong, toma el 90 por ciento de las comisiones obtenidas cada día y las distribuye entre los poseedores del token. Este es un giro interesante al tradicional sistema de Prueba de Participación.

De hecho, no es justo llamarlo así, ya que es mucho más sencillo que eso. KuCoin paga dividendos a todo aquel que mantenga tokens KCS con más monedas de estas, sin ningún tipo de mínimo. El problema es calcular un retorno promedio, ya que la cantidad que se recolecta a diario de esta moneda en comisiones varía enormemente, obteniendo un proporcional de acuerdo a las criptomonedas que poseamos.

Bean Cash

La mejor característica del ex BitBean es que tiene las transacciones con las comisiones más bajas y los tiempos de confirmación más cortos, haciéndola ideal como opción para el día a día.

Si dejamos de lado algunas cuestiones del lenguaje que utiliza la moneda para describir cómo funciona, como “Prueba de Bean”, se trata del mismo modelo clásico de Prueba de Participación. En el, las criptomonedas son stakeadas en el monedero principal de Bean Cash, obteniendo un promedio de un 4% por mes, con un bono de 1.000 BITB que se paga por cada bloque descubierto.

Además, no existe un mínimo, pero sí recomienda mantener unos 100.000 ($215) para obtener un mayor éxito en la cantidad obtenida y el bono de 1.000 cada semana.

Conclusión

Ya que hemos terminado de ver todas las opciones que se presentan en este campo, con una gran diversidad que va desde las Pruebas de Participación puras hasta los métodos híbridos delegados y los dividendos, debemos responder ¿vale la pena?.

El motivo de las ganancias es suficiente para la gran mayoría de las personas, y muchas de las monedas que vimos aquí ofrecen rentabilidad respetables para lo bajo de sus inversiones. Es verdad que muchas criptomonedas nos ofrecen mejores rendimientos si asignamos más, pero lo atractivo es que podemos empezar con poco.

Por otro lado, son muy interesantes cuando las comparamos con criptomonedas de Prueba de Trabajo que requiere un esfuerzo superior para obtener réditos. Incluso proyectos como Nimiq o NIM requieren algunos conocimientos de minería e instalación de software, junto con todo lo necesario para mantener el minero funcionando y los costos de inversión inicial.

Hay dos puntos que inclinan la balanza por las criptos de esta guía. El primero es que las de Prueba de Participación son más amigables con el medio ambiente. Estas no requieren de grandes cantidades de electricidad, solamente mantener nuestro monedero abierto y activo, una fracción del consumo que utiliza una CPU, GPU o ASIC corriendo a su máxima capacidad para resolver problemas criptográficos.

Esto se traduce a un menor consumo energético en la totalidad de la red, la cual es alimentada muchas veces mediante fuentes de energía muy contaminantes como lo es el carbón o los combustibles fósiles. Este es un argumento válido para el futuro de esta tecnología, que busca también revolucionar en cuanto a su interacción con el planeta.

El segundo se refiere a que practiquemos lo que decimos, y es eso de hacer HODLing. Esto es lo que se escucha decir siempre en las inversiones de criptos, pero pocas personas realmente lo cumplen. En este caso, cuando más stakeamos, mayor cantidad ganamos, y por tanto más podemos invertir, lo cual se transforma en un circulo completo.

Como mencione un par de veces en el articulo, no tiene sentido invertir en monedas en las que no tengamos confianza sobre su futuro. Ya que no solo nos interesa ganar más monedas de esos proyectos, sino que también que su precio se incremente con el tiempo.

Elegir la mejor criptomoneda de tipo participación es tanto un juego numérico como de trabajo de análisis. Lo primero que debemos hacer es investigar todo acerca de su tecnología y los casos de uso (¿Como investigar una criptomoneda?), para luego pasar a pensar en el rendimiento que ofrece.

Acerca del autor

Hardwareate

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Precio de Criptomonedas