Ethereum

Los 5 mejores competidores de Ethereum

Competidores de Ethereum

A momento de escribir esto, con lo volátil que es el mercado tengo que especificarlo, Ethereum es la segunda criptomoneda con mayor capitalización. El por qué de esto se debe a que es una plataforma bastante extendida que descansa en el hecho de que se trata de una mejora de la tecnología blockchain, lo que se llama comúnmente de segunda generación.

En función de obtener esto, su creador, Vitalik Buterin, se basó en el código original de Bitcoin pero agregando algunas mejoras que le confieren nuevas características que la diferencias.

Buterin fue capaz de crear un nuevo tipo de blockchain, que es capaz de soportar innovaciones tecnológicas como los contratos inteligentes y las aplicaciones descentralizadas. Los primeros son contratos realizados mediante código que se auto ejecutan reemplazando así a los intermediarios en las relaciones de persona a persona, persona a máquina y maquina a maquina.

Las segundas son un tipo de aplicaciones que funcionan de forma descentralizada, utilizando todo los beneficios de blockchain para ofrecer al usuario una experiencia similar a la de las aplicaciones que todos conocemos.

De esta forma, el joven desarrollador fue capaz de introducir un alto nivel de aplicabilidad de la tecnología a través de la red de Ethereum. Mientras que Bitcoin solo es capaz de almacenar y transmitir valor, con Ethereum podemos realizar un conjunto nuevo de acciones. En el propio whitepaper de Ethereum encontramos una descripción excelente de sus posibilidades:

Lo que Ethereum pretende proporcionar es una cadena de bloques con un lenguaje de programación Turing completo incorporado que se puede usar para crear “contratos” que se pueden utilizar para codificar funciones de transición de estados arbitrarios, permitiendo a los usuarios crear cualquiera de los sistemas descritos anteriormente, así como muchos otros que aún no hemos imaginado, simplemente escribiendo la lógica en unas pocas líneas de código.

Podemos encontrar más de 2.200 dapps construidas en Ethereum, sumado a que muchos proyectos en el sector de criptomonedas ha decidido utilizar el protocolo ERC20 para lanzar sus ofertas iniciales de monedas (ICO).

Esto le permite ser una de las plataformas de contratos inteligentes más activas que existe en el momento, a decir verdad, es la primera en la lista. Y es que provee los cimientos para que muchos tokens en el sector sean lanzados.

Según ConsenSys, que realizó un estudio acerca de esto:

De los 100 tokens principales por capitalización de mercado, el 94 por ciento está construido sobre Ethereum. De los 800 tokens principales, el 87 por ciento se basa en Ethereum. La mayoría de estos tokens son “tokens ERC-20”, que hicieron posible la mayoría de los $ 5.5 mil millones recaudados a través de las ventas de tokens en 2017 y los $ 6.5 mil millones recaudados sólo en el primer trimestre de este año.

La red de Ethereum también cuenta con un gran número de desarrolladores, actualmente unos 250.000, que activamente trabajan en proyectos. Si tenemos en cuenta que todavía no es un sector muy grande, este número no deja de asombrarnos.

El framework que pone a disposición Ethereum para que estos trabajen, llamado Truffle, ha sido descargado más de 500.000 veces. Aun cuando el precio se ha mantenido a la baja durante este 2018, las descargas han aumentado.

Otro dato que nos demuestra la importancia de Ethereum lo encontramos en la cantidad de personas que utilizan la red para enviar y almacenar valor, que día a día continúa creciendo. Números que llegan acompañados por el incremento en el interés de las personas por poner en funcionamiento un nodo de la red.

ConsenSys dijo:

El 4 de enero de 2018, se crearon más de 350,000 direcciones nuevas, la mayoría de las direcciones generadas dentro de un período de 24 horas hasta la fecha. Ethernodes informa que hay menos de 17,000 nodos que ejecutan la cadena de bloques Ethereum en los seis continentes, lo que la convierte en la plataforma de cadena de bloques más descentralizada que existe.

Todas estas métricas nos dejan en claro que es uno de los blockchains más importantes que existen en el mercado actualmente. Pero esto no significa que puede descansar, existen otros tantos que buscan resolver los problemas de Ethereum y quitarle esa ventaja.

A medida que más aplicaciones se suman a la red, las transacciones se hacen más lentas y las comisiones aumentan. Esto ha derivado en proclamaciones que hablan de la muerte o el final de Ethereum como plataforma de contratos inteligentes.

Todavía esta muy lejos de eso, pero es verdad que Ethereum debe pronto presentar una mejora en su software que permita paliar estos problemas, ya que muchas otras alternativas han comenzado a mostrar de lo que son capaces. Veamos algunas de ellas:

#1 EOS

EOS fue lanzado recién este 2019 luego de una exitosa pero prolongada ICO. La responsable de la moneda es Block One, una compañía con sede en la isla Cayman, que busca crear una plataforma para aplicaciones descentralizadas. Existen muchos miembros notables dentro del equipo que han estado o están relacionados con otros proyectos del sector y que han contribuido en la comunidad de blockchain.

El miembro más notorio es Daniel Larimer, quien esta detrás de algunas innovaciones interesantes. Una de ellas es la Prueba de Participación Delegada, y otro es el concepto de Corporación Autónoma Descentralizada. Larimer también es responsable de la red BitShares así como de la plataforma de noticias Steemit. Pero ahora su foco se encuentra en conducir EOS a través de Block One siendo su CTO y acompañando a Brendan Blumer, el CEO.

EOS se define a sí mismo como “la infraestructura más potente para la aplicación descentralizada”. Y esto la ubica en la misma categoría que Ethereum, ya que la plataforma permite la creación y ejecución de contratos inteligentes pero con algunas diferencias.

La principal y más importante es la velocidad de transacción. La red de Ethereum solo es capaz de realizar 15 de ellas por segundos, lo cual la deja muy por detrás de otros servicios tradicionales como Visa o Mastercard. Esta es una de las razones por la cual, no solo Ethereum sino todo el sector en general, no puede competir con los servicios establecidos. EOS en su lugar, es capaz de más de 13.000 en teoría.

El mecanismo de consenso de EOS también es muy interesante, el llamado Prueba de Participación Delegada. En la red existen 21 productores de bloques que tienen la tarea de validar los mismos. Esto es precisamente lo que le permite ser mucho más veloz, aunque a costa de un pequeño detalle. Se teme que este protocolo, en especial el que implantó EOS, sea menos descentralizado, algo que no es deseable obviamente.

Por último, hay que destacar que en la red de EOS las transacciones no pagan ninguna comisión. Mientras que la gran mayoria de las redes blockchain requieren de las mismas para costear los gastos de seguridad, el modelo de EOS es tal que implica que los usuarios no tengan que pagar nada por utilizarla. Esto se consigue con la creación de 1% de nuevas criptomoneda utilizada para pagarle a los productores.

Esto puede derivar o no en inflación, todo dependerá si el aumento de masa monetaria es acompañado o no por un aumento de la demanda de los tokens.

En Ethereum los usuarios necesitan pagar con Gas por sus transacciones, lo cual deja en claro las diferencias. No importa si eres un desarrollador o solo quieres transferir valor. Así, EOS, se transforma en una mejor opción para los más nuevos.

#2 Stellar

Stellar es otro gran contendiente al que debe enfrentarse Ethereum. Es conocida principalmente por ofrecer pagos transfronterizos baratos y rápidos. Y según su propio sitio web:

Stellar es una plataforma que conecta bancos, sistemas de pago y personas. Se integra para mover dinero de forma rápida, confiable y casi sin costo.

La red esta compuesta de nodos interconectados, al igual que lo hacen otras redes, y hace uso de una criptomoneda nativa llamada Lumens (XLM) para procesar pagos en todo el mundo con un grado muy alto de eficiencia. La red puede conseguir esto independientemente del token en la que se denomina el valor. Todo lo que hace falta es darle el token a uno de los nodos, conocido como ancla, en cualquier moneda, y luego este puede enviarlo a otro nodo que puede elegir en qué moneda recibirlo.

Todo esto se puede completar en escasos 2 a 5 segundos, lo cual la transforma en una red verdaderamente rápida. Las comisiones por este servicio son realmente bajos. Y sumado a todo esto, Stellar posee la capacidad de ejecutar contratos inteligentes.

Esto no son de tipo Turing completos, por lo que no permite ejecutar complejas aplicaciones, pero en su lugar son muy populares entre los desarrolladores debido a que son muy fáciles de crear. Gracias en parte a que, la propia Stellar, provee a los desarrolladores herramientas que hacen que su generación sea muy sencilla y que no requiera conocimientos de programación previos.

Toda esta simplicidad en los contratos inteligentes y la velocidad de las transacciones hacen de Stellar un lugar para realizar venta de tokens ideal. A su vez, como posee una red de intercambios descentralizado, los usuarios pueden comerciar sus tokens inmediatamente luego de haberlos creados.

Sus creadores son Joyce Kim y Jed McCaleb, siendo este último uno de los responsables de la creación de Ripple. Todo esto ha permitido que algunos grandes jugadores del sector tecnológico eligiera a Stellar para lanzar su ICO, como el gigante de mensajería canadiense Kik.

#3 Cardano

Su creación se remonta hasta 2015, cuando Charles Hoskinson, un cofundador de Ethereum, decidiera crear una tercera generación de blockchains, dando como resultado lo que él llama el “Asesino de Ethereum”.

Hoskinson se separado de Buterin y de Ethereum al tener diferencias en cuanto al modelo de financiamiento que debería emplear el proyecto. Para este lo mejor era buscar inversores de riesgos y crear un modelo basado en las ganancias, mientras que para Buterin es preferible un modelo no orientado a las ganancias y de tipo crowdfunding.

Lo más llamativo de Cardano es que utiliza un código de fuentes abierto revisado por académicos que garantiza que la red funcione sin problemas y que los desarrolladores tengan una base de código sólida para aplicaciones integradas.

El token que hace posible que Cardano opere se llama ADA, y que según sus propios creadores puede ser transferido en transacciones con una alta velocidad. Todavía se encuentra en desarrollo su plataforma, pero las pruebas que se han realizado a comienzos de este año sitúan a este blockchain entre los más rápidos con 257 transacciones por segundos.

El protocolo de consenso es de tipo Prueba de Participación, que en este caso es conocido como Ouroboros y es un mecanismo de consenso con seguridad probada usando matemática. Por otro lado, Cardano ha sido diseñado para tener dos capas, una que permite que funcione como token y otra como plataforma.

#4 NEO

NEO es un proyecto de origen chino, llamado anteriormente AntShares, que busca utilizar la tecnología blockchain para crear lo que llaman una economía inteligente. Este proyecto utiliza la tecnología más precisamente para digital activos e identidades, y automatizar toda esta información con contratos inteligentes.

Mientras que al igual que Ethereum NEO soporta contratos inteligentes y aplicaciones descentralizadas en su plataforma, va un paso más allá y permite la digitalización de bienes físicos. Con este blockchain podemos vincular los activos tangibles a sus dueños y almacenar la información en un libro contable inmutable. Esto posee varias aplicaciones que podrían ser muy útiles para distintos tipos de activos.

NEO hace uso de lo que se llama PKI (infraestructura pública esencial, por sus siglas en inglés) para verificar las identidades. Creando un estándar para hacer más sencilla la adopción por parte de los gobiernos y las industrias tradicionales.

Por ultimo, hay que decir que NEO soporta intercambios atómicos (atomic swaps).

#5 Tron

El objetivo de Tron es crear una internet descentralizada. Detrás de este ambicioso proyecto, que es comparable de cierta forma a Ethereum, se encuentra Justin Sun. Este ha declarado con anterioridad que Tron es mucho más rápido que Ethereum, hasta 80 veces, pudiendo así procesar más de 1.200 transacciones por segundo.

Con Tron no tenemos que pagar comisiones por las transacciones, lo cual al igual que EOS le confiere una gran ventaja. A su vez, la red también permite los intercambios atómicos y posee un exchange descentralizado propio (¿qué es un exchange descentralizado?).

Tron soporta tanto contratos inteligentes como normales, ambos escritos en Java. Esto es muy distinto a Ethereum donde las personas deben aprender el lenguaje propio del blockchain, que se llama Solidity. Podes escribir los contratos en un lenguaje conocido hace más fácil su adopción.

Conclusión

Ethereum goza de una enorme ventaja por ser el primero en este campo de los contratos inteligentes y las aplicaciones descentralizadas, pero no puede dormirse teniendo serios contendientes esperando a tomar su lugar. Ofreciendo grandes ventajas, es posible que en un futuro estos superen a su predecesor.

Habrá que ver si Ethereum es capaz de generar los cambios necesarios para mantener su estatus como plataforma de contratos inteligentes y si los problemas de escalabilidad son resueltos antes de que otro jugador llegue a la cima.

Acerca del autor

Hardwareate

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Precio de Criptomonedas