Diccionario de Criptomonedas

¿Qué es la Tokenización? Activos reales en la cadena de bloques

Que es la tokenización

En esta revolución que implican las criptomonedas y la tecnología blockchain, es interesante abstraer por un rato de toda la especulación que rodea al mercado y encontrar aquellas pequeñas cosas que tienen una perspectiva más amplia.

La tecnología blockchain promete un cambio en el paradigma del sector financiero tradicional debido a su transparencia, inmutabilidad y estructura distribuida. Estos avances los podemos clasificar en grandes categorías y la tokenización es una de ellas.

La tokenización tiene la habilidad de inyectar liquidez en mercados que previamente no la tenían. En este articulo veremos un poco el panorama de la tokenización y las tres categorías principales de activos que se pueden beneficiar enormemente de la adopción del blockchain.

¿Que es la tokenización de activos?

Lo primero que debemos discutir aquí es que es exactamente la tokenización. Si hablamos en forma generalizada, la tokenización es el proceso de convertir algunos activos en token que se pueden registrar, intercambiar y almacenar en un sistema blockchain.

Puede que eso suene bastante complejo, pero les aseguro que no lo es. Para verlo de forma más simple, la tokenización convierte el valor almacenado de algún objeto físico, como pude ser un coche, o un objeto intangible, como un crédito, en un token que puede manipularse a lo largo de todo un sistema de blockchain.

Se podría tokenizar por ejemplo la generación de electricidad a partir de fuentes renovables, como la energía solar, o la propiedad de una casa, eliminado una gran cantidad de intermediarios a la hora de comercializar con estos bienes.

Lo principal que hay que considerar para el propósito de entender y comprender que beneficios puede traer aparejados la tokenización es ver al blockchain como un sistema o una plataforma, y que su estructura permite el comercio de bienes y servicios que en realidad no se prestan para una negociación fácil.

Además tiene muchas ventajas sobre los llamados mercados tradicionales de papel, mercado accionario por ejemplo, en particular en lo referido a la velocidad, seguridad y responsabilidad.

La habilidad de tokenizar activos por parte del blockchain es prácticamente ilimitada, pero podríamos agrupar estos activos en tres grandes categorías. Las veremos en orden de innovación, o como mejora la capacidad de transferir estos activos a través de una cadena de bloques. Estas categorías son los activos intangibles, los fungibles y los no fungibles.

Bienes intangibles

Los bienes intangibles son prácticamente los activos más comunes en el mundo del blockchain porque realidad no existen, al menos no de forma material. Esto podría sonar un poco extraño, pero es verdad. Los bienes intangibles representa ideas o conceptos, en lugar de bienes físicos, por lo que son más comunes en mercados intangibles, ya sea tradicionales o blockchain.

Los bienes intangibles más conocidos y que seguramente te sean familiares son los de derechos de autor, patentes, reconocimiento de marca y goodwill (tan característico en los balances contables).

Ideas tokenizar

Una de las características más importantes de los activos intangibles es que no tienen un valor fácil de discernir. Si creamos algo, tenemos una idea o simplemente vendemos una empresa con una gran marca, es difícil establecer el precio de esto.

Pero estos conceptos pueden ser fielmente representados por un token o muchos de ellos en una cadena de bloques. Se les puede asignar una identificaciones única y luego lo comerciamos, obteniendo un precio de acuerdo a los deseos del mercado.

Crear un token para los activos intangibles le ofrece un respaldo importante para la transferencia y la garantía de seguridad con respecto a su legitimidad. Por otro lado, no existe la necesidad de almacenar o mover de forma física los activos intangibles. Solo existen dos caminos para poder transferir la propiedad de una idea a otra persona, o bien utilizando un notario que realice un papeleo legal o bien intercambiando un token digital con un único identificador que representa el activo intangible.

Imaginemos por un momento una Compañía que llamaremos A que quiera transferir el diseño de cierto producto a la compañía B. Ambas compañías no se encuentran físicamente cercanas, esto hace que el método tradicional de papeleo legal sea muy costoso y difícil de realizar debido a como las patentes son manejas en cada país.

Ahora si la compañía A consigue tokenizar su diseño, un proceso relativamente sencillo, puede transferirlo a B sin importar en donde se encuentre, de forma totalmente transparente y utilizando contratos inteligentes luego de haber acordado un precio por esta idea. La transacción es casi instantánea, dependerá del blockchain en donde se realice, El token al obtener una identificación única permite demostrar que se trata del original y no una copia, es la patente en si misma.

Bienes fungibles

La próxima categoría de innovación llega de la mano de los activos fungibles. Un bien es fungible cuando puede ser intercambiado con otro bien idéntico o de igual valor. Los activos más conocidos en esta categoría son las materias primas. Un barril de petróleo y es igual a otro, así como un litro de agua es exactamente igual a otro.

Incluso las acciones pueden ser consideradas fungibles, siempre que estén agrupadas en paquetes idénticos. Por lo general, los activos fungibles suelen estar respaldados por un recurso físico almacenado en alguna parte, como el oro o el trigo en un almacén o el agua o el petróleo en una tubería.

Estos detalles hacen que sean difícil su comercialización, que aumenta aun más cuando la transacción se incrementa en cantidad. Los activos fungibles usualmente se comercializan en forma masiva, y el envío no puede ser realizado en forma inmediata. Un cargamento de 10.000 toneladas de tuberías es bastante voluminoso.

Transferir la propiedad de estos activos implica enviar esas 10.000 toneladas de acero o crear un rastro de papel, mediante el cual el acero se transfiere a través de un tercero de confianza, como un banco, al nuevo propietario antes de que se mueva físicamente.

Ya se estarán imaginando las implicaciones del a tokenización en este sector, que eliminaría una gran cantidad de trabajo. Una representación digital de este acero puede ser intercambiado entre dos partes utilizando contratos inteligentes.

No existen intermediarios en este proceso, no hay agentes de intercambio, oficiales de aduana, gobiernos o almacenes. El acero es transferido con una identificación inequívoca en el blockchain, moviendo su propiedad instantáneamente desde el vendedor al comprador, así como cualquier otra información auxiliar, por ejemplo la del envío o del deposito en donde se encuentra.

La venta es registrada en el blockchain por lo que actúa como una forma permanente de recibo verificable. Al reemplazar el tradicional sistema de hoja de papel permiten un intercambio de bienes fungibles de forma más precisa y detallada a mayor escala.

Bienes no fungibles

Este es el ejemplo más interesante de los tres para una aplicaron practica de blockchain tokenizando activos. Esta permite que bienes no fungibles sean digitalizados en “acciones”, que pueden ser compradas, vendidas e intercambiadas de forma completa o limitada públicamente.

Los dos ejemplos más representativos de esta alegoría son el arte y los bienes raíces. Solo existe una Mona Lisa en todo el mundo, siendo esta pintura única en su tipo, y solo puede ser vendida o comprada en una unidad. Esta es la mínima unidad divisible para esta bella obra de arte, una Mona Lisa.

Además, la Mona Lisa es muy distinta a otras millones de copias impresas o digitales que existen. En otras palabras, una foto de la Mona Lisa no es la Mona Lisa, y por tanto no posee el mismo valor que la original.

Tokenizar una obra de arte introduce una firma digital que no puede ser alterada. El token digital representa una Mona Lisa única, que no es una copia. Pero el token pueden ser dividido en partes, o sub tokens, cada uno con su propia firma. De esta forma, se puede compartir “acciones” que representan piezas únicas de este arte que pueden ser vendidas de forma general al publico.

Esto se puede aplicar también a la industria de bienes raíces, por eso existen ya varios proyectos trabajando en esta área. La habilidad de tokeinizar un activo no fungible de forma única significa que se puede distribuir su propiedad. De esta forma los fondos pueden ser recaudados de forma más sencilla, así como que un grupo de personas puedan tener la responsabilidad de encargase de su cuidado y mantenimiento.

Cada poseedor del token de la Mona Lisa no tiene una copia de esta, sino que en realidad poseen una parte de la pieza de arte en si, que pueden almacenar mientras aumenta su valor para vendérselo a otro comprador interesado.

Conclusión

La tokenización es una promesa de cambio muy sustancial a como vemos la realidad en estos momentos. Permitiendo comprar y vender todo tipo de activos mientras se democratiza el proceso de poseer ideas o piezas de arte.

Blockchain ofrece una alternativa muy interesante al mercado tradicional, y una forma única de poseer una parte de un objeto como puede ser un inmueble o una pintura. Poco a poco esto comenzará a cambiar la forma en como tomo dueños de las cosas.

Acerca del autor

Hardwareate

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Precio de Criptomonedas