Diccionario de Criptomonedas

¿Qué es Zilliqa (ZIL)?

Zilliqa ha ganado algo de popularidad en los últimos meses debido en gran medida al equipo que se encuentra detrás. Este trazó el plan para crear una plataforma de blockchain muy ambiciosa, la de ser la más rápida y descentralizada en toda la industria.

En la página oficial de Zilliqa podemos encontrar que declara que se trata de una cadena de bloques de la próxima generación con un fuerte hincapié en el alto rendimiento. Por tanto, podemos decir que este proyecto es un serio competidor para Ethereum, ya que permite la ejecución de contratos inteligentes y dapps en su plataforma.

Aunque la diferencia principal la encontramos en que Zilliqa permitirá una mayor cantidad de transacciones procesadas por segundos y un menor coste de estas, a comparación de Ethereum y de otras plataformas que persiguen el mismo sueño.

En este articulo vamos a repasar los aspectos importantes del proyecto Zilliqa así como sus principales características que han generado mucho entusiasmo entre los inversores.

¿Cómo funciona Zilliqa?

Existen varios aspectos en los que debemos detenernos para entender bien a este proyecto. Una vez vistos todos por separado podremos entender en gran medida como planea lograr todo lo que se propone.

Blockchain y escalabilidad

Si finalmente Zilliqa consigue lanzar la plataforma que proyecto, estaremos ante uno de los primeros blockchains que han resuelto el grave problema que aqueja a la industria, la escalabilidad. Todo esto sin tener que sacrificar la tan precisada descentralización.

La escalabilidad es uno de los grandes temas del sector de las criptomonedas y blockchain. Uno que pudimos ver a finales de 2017 cuando el mercado se disparó llevando a Bitcoin hasta los $20.000. También Ethereum se enfrentó a este problema cuando su popular dapp de gatitos, CryptoKitties, saturó la red. Aunque estos son los más conocidos por tratarse de criptomonedas muy valoradas, existen otros blockchain que han sufrido.

El principal culpable de esto son los nodos empleados por las cadenas de bloques. Estos se encargan de validar y verificar las transacciones, y por ende asegurar la red. El problema es que, a medida que aumenta los nodos en la red, también se incrementa la dificultad para llegar al consenso, es decir llegar al acuerdo de que las transacciones deben formar parte del blockchain.

En la gran mayoría de los proyectos, los equipos de desarrollo han intentado resolver este problema con una gran batería de soluciones como las cadenas laterales o los nodos maestros. Por desgracia, la mayoría de estas soluciones también presentan algunas desventajas, como por ejemplo resignar la descentralización.

Zilliqa busca resolver este problema de forma directa en su blockchain al emplear una tecnología nueva que además permite mantener una completa descentralización.

Sharding

La solución que busca implementar Zilliqa es sharding, una que seguramente conocerán porque esta dentro de los planes de Ethereum para resolver la escalabilidad con su blockchain.

Sharding (fragmentación) es una forma de partición de base de datos, ya que divide a la misma en partes más pequeñas, rápidas y fáciles de manejar llamadas data shards. Estos se tratan de fracciones de la base de datos, por lo que cada uno de ellos contiene sólo una porción de la información.

Por tanto, los shards por sí solos no tienen ningún uso, solo se vuelven valiosos cuando son reunidos con otros. Esta tecnología además permite que los data shards sean almacenados en múltiples servidores.

Si vemos el caso particular de Zilliqa, sharding es utilizado para dividir todo el trabajo de verificación de transacciones y seguridad de la red. La verificación se realiza con un grupo de 600 nodos, llamado shard. Cuando se alcanza el umbral de 600 nodos, se crea un nuevo shard.

Si en un momento determinado encontramos que en la red hay disponibles 5.400 nodos activos, por tanto habrá 7 shards. Esto implica que cada shard maneja 1/9, o 11,11% del total de las transacciones de la red.

Todas la transacciones que son procesadas por los shards son empaquetadas en micro bloques. Posterior a la creación de los micro bloques se suman la totalidad que existen (en este caso 9) en un proceso llamado DS Epoch. Esta unión da como resultado un bloque completo que finalmente es agregado al blockchain de Zilliqa como ocurre con otros proyectos.

De esta forma, Zilliqa distribuye el trabajo entre distintas subredes y luego los vuelve a unir. Consiguiendo la descentralización y además atacando el problema de escalabilidad, debido a que a mayor cantidad de nodos, más shards y más veloz será el proceso.

Por tanto, a medida que Zilliqa atrae más usuarios, la red funciona cada vez mejor, incrementando enormemente la velocidad de validación de transacciones. Cada vez que se agregan 600 nuevos nodos a la red, la capacidad de procesamiento por segundo (TPS) aumenta.

En teoría, no existe límite al número de transacciones que el blockchain puede procesar en un determinado momento mientras se incrementen los nodos que participan. En estos momentos, la red de Zilliqa es capaz de procesar 2.488 TPS en su testnet, un número mucho mayor al que vemos en Bitcoin y Ethereum.

Contratos inteligentes

Cómo resuelve el gran problema de escalabilidad es un paso muy importante tanto para el proyecto como para la industria, aunque es necesario primero que comience a ser utilizada antes de considerarse que tiene algún valor real.

Los casos de uso más interesante que encontramos en este blockchain vienen de la mano de que la plataforma permite la ejecución de contratos inteligentes y las aplicaciones descentralizadas. Justamente, estas dos cualidades limitan los beneficios de sharding, ya que requieren de una gran cantidad de comunicación entre los distintos fragmentos para que los contratos se ejecuten como se requiere.

Por esta razón, es que los contratos inteligentes hasta el momento solo se admiten si son creados para una programación funcional y flujo de datos. Sin embargo, el equipo de desarrollo se encuentra trabajando para que en el futuro esta situación pueda ser resuelta.

Para poder programar contratos y dapps sobre el blockchain de Zilliqa, el equipo ha desarrollado un lenguaje de programación completamente nuevo. El mismo tiene el nombre de Scilla, y tiene el objetivo de hacer que la programación funcional sea más segura y estandarizada.

La descripción de este lenguaje es bastante técnica, pero podemos resumir que se trata de uno que sabe como separar el trabajo computacional de un contrato (estado) del aspecto comunicativo (función).

Algoritmo de consenso

Ya vimos cómo el equipo de desarrollo, a través de pruebas realizadas sobre su red testnet, ha alcanzado grandes velocidades en el procesamiento de transacciones, todo ello sin sacrificar la descentralización. Esto no sería posible si no fuera por el particular algoritmo de consenso, el cual en este caso es de tipo híbrido.

Se lo denomina así por ser una mezcla entre el conocido Prueba de Trabajo, que utilizan blockchains como el de Ethereum y Bitcoin, y el de Tolerancia a Fallas Bizantinas.

En el caso de Prueba de Trabajo, este algoritmo es utilizado para probar la identidad de los nodos, ya que una vez que se ha realizado esta tarea los mismo son asignados a un shard. Luego vemos como el sistema utiliza el mecanismo de Tolerancia a Fallas Bizantinas para llegar al consenso.

En resumidas cuentas, vemos el blockchain se vale de este último para que los 600 nodos alcancen el consenso para el micro bloque, y finalmente con los otros shards para confeccionar el bloque que será añadido a la cadena.

El equipo de Zilliqa

La principal particularidad que encontramos en el equipo de Zilliqa viene dada por la gran cantidad de personas con doctorados que lo integran. Lo que nos permite decir que este tiene un gran respaldo académico, con 3 de los fundadores siendo alumnos de una de las universidades más prestigiosas de Singapur, la Universidad Nacional. Además, el proyecto Zilliqa proviene de uno de investigación realizado por la universidad.

Su cofundador y CEO, Xinshu Dong, es un experto de talla mundial en el campo de la ciberseguridad y ha estado involucrando en una infinidad de proyectos de seguridad para el gobierno de su país, Singapur.

Al equipo se suma otra figura muy importante como su cofundador y CSO (Director científico, por sus siglas en inglés), Prateek Saxena, un profesor de ciencia de la computación en la universidad antes mencionada, la cual le ha otorgado un doctorado en su campo.

El tercer cofundador y jefe de tecnología es Jia Yaoqui, quien posee un doctorado en ciencia de la computación y se especializa en en seguridad en redes y sistemas distribuidos. El cuarto cofundador también posee un doctorado y es jefe de investigación, Amrit Kumar.

El proyecto además cuenta con un gran número de asesores. Loi Luu, fundador de Kyber Network es uno de ellos, al igual que Evan Cheng, Director de Ingeniería en Facebook y galardonado con un premio por su rol de ingeniero en Apple.

Hoja de ruta

A momento de escribir esto Zilliqa se encuentra en la fase de pruebas de su testnet y se estime que lance su red principal a finales de 2018 y principios de 2019. También se espera con ansias la posibilidad de ejecutar contratos inteligentes en la plataforma durante este último trimestre de 2018. Con respecto a las dapps, están planificadas para hacer su aparación luego del lanzamiento de su mainnet.

En lo que resta del 2018 el equipo continuará trabajando mientras asisten a diferentes eventos para dar a conocer su proyecto. Con el lanzamiento de la versión 2.0 todavía tienen muchos desafíos por delante antes de lanzar la versión pública en unos pocos meses.

Competencia y desafíos

La industria de blockchain se encuentra en una etapa de gran apogeo y por tanto Zilliqa se enfrenta a una enorme competencia con grandes nombres, como es el caso de Ethereum, EOS y NEO.

Si bien en comparación con Ethereum la tecnología de Zilliqa es superior, mientras que con EOS y NEO es un tanto más reñida, la diferencia principal con estos proyectos radica en la etapa en donde se encuentra. Mientras estos ya tienen sus redes principales corriendo, Zilliqa aún se encuentra en fase de pruebas.

Si le concedemos la posibilidad teórica de escalabilidad ilimitada a Zilliqa, solo resta esperar para ver la primera dapp creada sobre la plataforma. Aunque lo más importante es determinar si será capaz de crear un ecosistema atractivo que rivalice con grandes jugadores de la industria, ya que el valor de una plataforma siempre esta determinada por el tamaño de su red.

El token ZIL

El token de Zilliqa por el momento es uno de tipo ERC20, que funciona gracias al blockchain de Ethereum. Esto mientras dure la etapa de pruebas, ya que una vez lanzada la mainnet los ZIL serán serán llevados a su propio blockchain y utilizados como incentivos para el trabajo de verificación de los mineros, para pagar las comisiones y por la ejecución de los contratos inteligentes.

Precio de ZIL

Como es una moneda lanzada este año, más precisamente en febrero, no ha gozado del gran mercado alcista que experimentamos a finales de 2017. Por tanto, su precio se ha mantenido relativamente estable, aunque bastante por debajo de su precio de salida.

A comienzo de su existencia podíamos adquirir un ZIL por $0,13, y luego de haber trepado hasta $0,20 en mayo, este descendió hasta los $0,03 que cotiza a día de hoy. Su historial de precio es muy corto para intentar estudiar su cotización histórica. Pero una cosa es segura, que habrá una gran volatilidad cuando se lance su red principal a finales de año.

¿Donde comprar y almacenar Zilliqa?

Si queremos comprar algunos ZIL y esperar a que su precio aumente entonces debemos buscar los exchanges con mayor cantidad de volumen. En la lista lidera Binance con un 28% en las ultimas 24 horas, permitiendo tradear el par con BTC. Claro que antes deberemos comprar Bitcoin con moneda fiat si es que no tenemos criptomonedas para hacer el intercambio.

Bithumb, Upbit y Huobi le siguen, aunque los dos primeros aceptando solamente won coreano, debido a que se tratan de exchanges de dicho país, y Huobi teniendo un par con Tether (USDT).

Para almacenar la opción no es muy difícil ya que se trata de un token ERC20, cualquier monedero que soporte este tipo estándar es suficiente. Podemos elegir monederos hardware para una mayor seguridad, o MyEtherWallet. También el propio Zilliqa ofrece su monedero.

Conclusión

Que este proyecto se enfrente al principal problema de la industria no es poca cosa, y es que la escalabilidad esta poniendo en apuros el crecimiento de varios blockchain. Por suerte, el equipo detrás cuenta con grandes palmares y con experiencia en el sector, ofreciendo grandes resultados en las pruebas. Esto llena de ilusiones a sus inversores previo al lanzamiento de su mainnet.

La escalabilidad ilimitada de Zilliqa es la principal ventaja que presenta el blockchain, aunque es necesario esperar a ver qué más ofrece la plataforma para competir en la industria con gigantes como Ethereum, EOS y NEO. Estas plataformas han sido capaces de incrementar rápidamente el ecosistema, y también tiene soluciones para la escalabilidad.

A medida que grandes proyectos se asocien con la plataforma Zilliqa tendrá una oportunidad seria de transformarse en un líder, gracias en gran medida a su ventaja tecnológica.

Etiquetas

Acerca del autor

Hardwareate

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Precio de Criptomonedas