Bitcoin

¿Qué son los ETF de BITCOIN? Guía completa

Que son los ETF de Bitcoin

Muchos analistas consideran que la aprobación de un ETF (fondo cotizado) de Bitcoin podría llevar a una enorme corrida alcista, la mayor de la historia. Esto es algo posible, pero también hay algunos que piensan que podría ofrecer una mejora en el precio a corto plazo pero una gran pérdida en el largo. Lo que sí es seguro, que las variadas negaciones a aceptar uno han llevado a un derrumbe del mercado.

Los caminos que puede tomar la SEC con respecto a la creación de un fondo cotizado en criptomonedas son: aprobarlo, denegarlo o retrasar la decisión (hasta 90 días). En total, ya han sido más de 10 diferentes intentos los que esta institución gubernamental ha rechazado.

Por eso todo el mundo esta esperando con ansias la aprobación, ya que esta podría desencadenar un rally alcista como nunca antes hemos visto en este sector. Y es que el visto bueno por parte de la SEC implicaría que el gobierno de los Estados Unidos aceptaría al Bitcoin como un vehículo de inversión.

No podemos saber cuál será el resultado por parte de la SEC con respecto a este tema. Hace unos meses, rechazaron una de las mejores propuestas que era la de los gemelos Winklevoss y su exchange de criptomonedas Gemini. Si nos basamos en ese fallo, es poco probable que la SEC decida cambiar de idea y permitir su creación.

Aun así, personas optimistas dentro de la comunidad de criptomonedas han dicho que algo así podría llegar en el futuro próximo, utilizando como prueba lo que ocurrió a finales de 2017 con la aprobación de los futuros de Bitcoin.

En septiembre de ese año, el precio de un BTC estaba cercano a los $3.500. Pero para finales del mismo, este había superado enormemente los $10.000. Cuando el 1 de diciembre los futuros de la CME fueron lanzados oficialmente, el precio trepó hasta los $20.000. Todo esto nos muestra la increíble influencia que tiene una noticia como esta para el mercado.

Lo mismo podemos ver a la inversa, cuando en reiteradas oportunidades las distintas instancias de presentaciones de proyectos ETF han sido rechazadas y como el precio mostró el disgusto del mercado. Por ejemplo, en agosto de 2018, la SEC retrasó su decisión, eliminando $33 mil millones de capitalización de mercado como consecuencia.

Esta es un poco la historia de los ETF, pero ahora es momento de ver que son realmente y cómo funcionan, para de esta forma entender cuál es su impacto.

¿Qué es un ETF?

Un ETF es un fondo de inversión cotizado. Es un producto financiero que sigue el rendimiento de un índice, como puede ser el S&P500, alguna commodity, como el oro o el petróleo, o un conjunto de activos. Las personas pueden invertir en ellos como si se tratasen de acciones, con su precio fluctuando a medida que los inversores compran y venden su participación en un ETF.

Las ventajas que presentan este tipo de productos son bastante obvias, podemos adquirir una inversión en un activo sin tener que comprar éste de forma directa. No es necesario tener en nuestras casas un barril de petróleo para ganar dinero con él. Solo hace falta un ETF para poder tener liquidez de una forma sencilla.

En el caso del ETF de Bitcoin, las ventajas son bastante similares. Permite que cualquier inversor se exponga a este nuevo sector sin todos los inconvenientes de los monederos y demás cuestiones de seguridad relacionadas a las criptomonedas. Todo esto es responsabilidad del ETF.

Hay que destacar que el ETF deberá mantener los bitcoins en su poder. Ya que al comprar acciones del ETF, el inversor es dueño de una porción de estos.

¿Cómo funcionan los ETF cripto?

Pueden existir tres tipos de ETF de criptomonedas:

  • ETF de Bitcoin: Esta es la criptomoneda más valiosa y la más popular, por lo que sí se aprueban este tipo de productos financieros, es probable que sea de Bitcoin.
  • ETF de altcoins: En el futuro, o incluso antes que el de Bitcoin, podríamos ver el lanzamiento de un ETF de altcoins. Por ejemplo uno de Ethereum (ETH) o de Cardano (ADA).
  • Un conjunto de criptomonedas: Algunos de los ETF presentados a la SEC consiste en un conjunto de criptomonedas. En lugar de tener uno exclusivo de Bitcoin o Ethereum, este podría comprar un conjunto de ellas.
    Uno en particular buscaba comprar y vender una participación del fondo a inversores que quisieran tener en su cartera de inversión con las 10 criptos con mayor capitalización, el cual se balanceaba una vez por mes buscando contrarrestar los cambios en el precio del mercado.

La primera propuesta de ETF de Bitcoin

La SEC ha rechazado 15 propuestas hasta el momento, siendo una de las ultimas hace algunos meses. Sin embargo, el primer intento por crear un ETF se remonta al 2013, cuando los hermanos Winklevoss querían lanzar lo que se llamaba Bitcoin Trust. Este no era precisamente un ETF, pero era lo bastante similar a uno por lo que fue rechazado.

Durante los siguiente cinco años, la SEC ha rechazado una gran cantidad de otras propuestas. Lo que nos hace preguntarnos ¿por qué las personas son tan optimistas con respecto a la aceptación de uno? ¿qué hace pensar que hoy la SEC aprobaría uno?.

La respuesta de un experto el tema quizás nos ayude a comprender mejor este asunto:

La mayoría de los comentaristas creen que la última solicitud de ETF se aprobará debido a la estructura del ETF. Los inversores minoristas promedio simplemente no tienen casi $ 200k para invertir en Bitcoin. Esto significa que se satisface la principal preocupación de la SEC de proteger a los inversores minoristas.

Los analistas y la CBOE creen que el ETF de este último cumple todos los requerimientos de la SEC. También que el mercado ha madurado de forma significativa los últimos cinco años, eliminando la preocupación del ente regulador en cuanto a la liquidez y manipulación del mercado.

¿El ETF podrá aumentar el precio del Bitcoin?

Todo el mundo asume que si se aprobara uno de estos fondos entonces el precio de Bitcoin aumentaría de forma considerable. Claro, que el simple hecho de que la SEC aprobará un ETF de Bitcoin es como si la misma le diera un sello de aceptación a toda la industria.

Pero lo más interesante de esto es la posibilidad de que los inversores institucionales, los que tienen grandes cantidades de dinero, se interesen en la inversión en criptomonedas. Y es que ahora no tienen una forma sencilla y confiable de hacerlo.

Un ETF le ofrece a este grupo de personas una manera sin complicaciones para meterse de lleno al mundo cripto. Pudiendo participar de las subidas y bajas de este mercado sin tener que poseer bitcoins. Por otro lado, su inversión estará completamente asegurada.

En estos momentos, los inversores institucionales no se les permite poseer criptomonedas de forma legal, y estos deben seguir las normativas si buscan seguir operando. Solo pueden comprar productos de inversión autorizados y regulados.

Con un ETF las cosas cambian, atrayendo una gran cantidad de dinero que sería vertido en el mercado haciendo que este aumente en un periodo de tiempo muy corto.

Si por ejemplo un ETF consiguiera $1 mil millones por parte de sus inversores, entonces este tendría que comprar esa misma cantidad en el mercado. No es una negociación que pueda realizarse en un instante, pero ayudará a mantener una presión a la alza.

Comparación entre el Bitcoin y el oro

Un argumento utilizado por miembros de la comunidad es la evidencia que nos muestra el oro y que relevancia tiene el lanzamiento de un fondo cotizado. Cuando el primer ETF de oro fue lanzado, este vio incrementado su precio enormemente.

Por tanto, se podría esperar el mismo resultado con el Bitcoin. Puede que estos dos parecen a simple vista muy distintos, pero se esconde en ellos grandes similitudes:

  • Ambos son escasos: Sólo pueden existir 21 millones de Bitcoin. Actualmente hay un 80% aproximadamente de ellos en circulación, es decir que han sido minados. Hay que considerar que se estima que 4 millones se han perdido de forma permanente.
    El oro, por su parte, también es escaso. Las estimaciones apuntan a que el suministro total de este solo alcanza para llenar 3,27 piscinas olímpicas.
  • Son reconocidos mundialmente: El oro ha sido un refugio de valor durante miles años. Y si bien Bitcoin no posee una historia tan extensa, dentro del mundo de las criptomonedas es muy reconocido.
  • Incrementan su valor durante las crisis: El oro es un refugio seguro debido a que los inversores suelen comprarlo cuando la economía tiene problemas. Bitcoin ha mostrado propiedades similares, debido a que no esta vinculado a ningún gobierno.
  • Pueden operar sin un sistema bancario global: Uno puede comprar oro sin tener que involucrar a un banco. Lo mismo ocurre con los bitcoins, transfiriendo a otra persona sin la necesidad de una institución financiera. La única restricción es que necesitamos electricidad e internet, una ventaja que posee el oro.

¿Qué ocurrió cuando se lanzó el primer ETF de oro?

El primer fondo cotizado de oro fue lanzado en el 2003. Pocos meses después, este metal precioso disfruto de la tendencia alcista más longeva de su historia, al menos de la que se tiene información. Este fue desde los $331 por onza a principios de 2000, hasta su máximo de $1.900 en 2011. Si hubieras comprado oro cuando el ETF se lanzó y vendido en su máximo, hubieras obtenido un 478% de rentabilidad.

Otro detalle curioso es que los futuros de oro, al igual que los de Bitcoin, fueron lanzados antes del fondo cotizado. Estos hicieron su aparición en 1974. Esperemos que no pasen los mismos 29 años para ver uno de la principal criptomoneda. De ser así, habiendo aparecido a finales de 2017, tendríamos que esperar hasta 2049.

Otra coincidencia es que, luego del lanzamiento de los futuros de oro, el precio aumentó de forma considerable para luego caer. Situación bastante similar a la actual, donde los futuros de Bitcoin consiguieron que este alcanzara su cotización máxima en diciembre y luego cayera prácticamente en picada.

Ventajas del Bitcoin con respecto al oro

La capitalización total del Bitcoin es de unos $70 mil millones, mientras que la del oro es de $7 billones. Esto son 100 veces menos, lo que implica que todavía tiene mucho recorrido antes de alcanzar al metal precioso.

La ventaja del oro se encuentra en que tiene algunos miles de año en su espalda. Bitcoin, apenas unos 10 en enero de 2019. Claro que, si continúa con esta trayectoria, podría tomarle unos pocos años en alcanzar al oro.

La razón que lleva a pensar que algo así podría ocurrir radica en las numerosas ventajas que tiene el Bitcoin sobre el oro:

  • No puede ser falsificado: El bitcoin no puede ser falsificado ni replicado. En cambio, las barras de oro pueden tener en su interior otro metal que haga creer que son macizos, el problema es que solo valen una fracción.
  • Portable: Bitcoin es más portable. Puedes llevarte contigo $100 millones en BTC con solo tu teléfono móvil. Incluso memorizando en tu cabeza una frase. Si intentaras los mismos con el oro las cosas no serían tan sencillas. Con solo memorizar 20 palabras es suficiente para llevar tus bitcoins a todo el mundo sin la necesidad de nada más.
  • Es aceptada por comerciantes: Uno puede usar al Bitcoin para comprar productos y servicios. Si nos dirigimos a un supermercado con nuestra onza de oro se nos quedaron mirando. Es un bien difícil de intercambiar por otro, a menos que sea dinero fiat. Bitcoin en cambio tiene una vasta red que lo acepta.
  • Conveniente y seguro: Es conveniente y seguro de utilizar el Bitcoin. No es necesario una caja de depósito. No es necesario un camión blindado para poder transportar tus bitcoins.
  • Riesgo de que los confisquen: El creador del Bitcoin, Satoshi Nakamoto, y otras personalidades entusiastas de la criptomoneda, han dicho que 1933 es la razón de que sea tan valiosa. En ese año, el gobierno de los Estados Unidos hizo ilegal que los ciudadanos privados posean oro. De la noche a la mañana el gobierno confiscó todo el oro, algo que no podría repetirse con el Bitcoin.
  • Es divisible: Partir al medio una barra de oro no es algo que podamos hacer de forma sencilla. Con Bitcoin, uno puede dividir los mismos en unidades más pequeñas llamadas satoshis, haciendo más sencilla su utilización.

Conclusión

En resumidas cuentas, un ETF de Bitcoin traerá un escenario positivo en donde veremos un enorme aumento de su precio. Solo hará falta el anuncio para que este surja, y es poco probable que se detenga en el corto plazo.

La cuestión es saber cuando esto finalmente ocurrirá, ya que la SEC ha hecho todo lo posible para que no. Quizás en el 2019 veamos un cambio en este aspecto.

Etiquetas

Acerca del autor

Hardwareate

Me llamo Martin, soy ingeniero y apasionado de las inversiones y la tecnología. Me gusta mucho leer libros y todo aquello que me haga mejorar día a día.

Agrega un Comentario

Haz clic aquí para añadir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscribete

Precio de Criptomonedas